Leer una buena novela... en: www.estudiargratis.com.ar

Leer una buena novela en estudiargratis.com.ar

Leer una buena Novela (Principio)

Novela on-line (Continuación)

Adquiere:
Libros de Javier Cinacchi

Otros

Frases celebres con biografía

Crucigramas interactivos

Curso guitarra

Cocina fácil

Curso de reparación en PC

Leer poesías

Curso Biblia

Curso Microsoft Word

Comentarios de literatura y libros

EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta
Novela mezcla de fantasía con realidad, de la tercera edición (Continuación.)

Autor: Javier R. Cinacchi

Copyright © Javier R. Cinacchi, 2007-2011

Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente  prohibida, sin autorización escrita del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total mediante cualquier medio de esta obra. Toda coincidencia con alguna persona real es pura casualidad.

Enlaces patrocinados

Y sin más, se sienta a comer con los otros en silencio, como si nada hubiera pasado.

¿No vas a explicar que no entiendes y tu comportamiento extraño? —Le dice Verónica.

Bueno… lo que pasa… es… eso… no sé—. Dice Cristian.

A bueno…—Dice Juan en tono burlón.

¿No sabes qué? Viste algo raro, sí o no. Pregunta Marcos.

La luz mala—. Afirma Cristian. Añade, ante algunas expresiones de miedo y asombro—: Estaba concentrado esperando desaparezca, pero al final, no supe si lo visto existía o no. Además, sinceramente me cautivó, en medio de la oscuridad ver su luz emergiendo de la nada.

 

¿Sigue ahí? —Pregunta Estefanía.

¿Querés se quede otra hora mirando? —Le contesta Pablo.

Cristian ríe y dice:

Supongo, debe estar allí aún. En un momento además hubo también otras, pero de forma muy rápida incluso me pareció se movían...

Olvídenlo, debe ser alguna acumulación de gases. Dicen es eso… —Comenta Marcos.

Repentinamente un relámpago golpea muy cerca de ellos, asustándolos.

¡Qué haces animal! —Le grita Juan a Nicolás.

¡Yo no fui! —Dice Nicolás.

Para su sorpresa descargas eléctricas en forma de rayos comienzan a ir de aquí para allá, a lo lejos o cerca de ellos, golpeando contra arboles y arbustos.

¡Todos al piso, no corran! —Grita Nicolás.

Se les comienzan a erizar los pelos, Ceci está a punto de salir corriendo a donde sea. Marcos apaga un fuego con solo mirarlo de una carpa donde impacta un rayo. Nicolás, mira a su alrededor y busca algo en su mochila, comienzan a sentirse todos mal, un poco mareados. Se para y en cuanto lo hace un rayo casi lo toca pudiendo apenas desviarlo a un tronco, donde comienzan a impactar de forma enceguecedora un relámpago tras otro.

 
 

{ Adquiere: Libros de Javier Cinacchi.}

106

 

Enlaces patrocinados

Un ave de fuego desciende donde están ellos (en un claro), es solo vista por Marcos aunque todos comienzan a sentir gran calor. Marcos ve por primera vez bien al jinete, siempre monta un ave; nota, está unido a ella viéndosele al jinete tan solo la mitad de las piernas. Mónica se da cuenta que nada puede hacer ella, y los rayos siguen y siguen, impactando en el mismo lugar donde los dirige, afectándolos Nicolás.

En algunas partes se observan resplandecencias de la cantidad de chispas. Al fin, las descargas eléctricas menguan.

Veo un ave de fuego que se aleja—. Dice Marcos.

Y yo veo a la Luz mala—. Dice Ceci.

La miran a ella, miran luego donde observa: detrás del único en pie en ese instante, a Nicolás (con todos los pelos de su cabeza aun electrizados). Éste se da vuelta y cae del susto al ver una bola de luz flotando lentamente acercándoseles.

Ceci se pone en pie y comienza a señalar con las palmas de sus manos a la luz mala, una luz mala distinta, a lo que antes había visto Cristian, posee algunas tonalidades entre su transparencia y luz, además claramente se mueve, la vegetación bajo ella parece sentir su peso. Comienzan a emerger de Ceci pequeños rayos traslucidos naranjas. Impactan con la luz mala. Esto le da una visión más aterradora.

¿Qué hiciste? —Pregunta Marcos.

Eso no es lo que antes veía, y menos ahora—. Dice Cristian.

La ataqué —dice Ceci—. Debía haberse vuelto humo, agua o polvo.

Un fuerte viento comienza a levantarse, especialmente donde la Luz mala se encuentra. Flavia se para desafiante, algunas cosas pequeñas de poco peso comienzan a volarse. Pero esa cosa se les acerca, más.

¿Corremos? —Con voz temblorosa pregunta Sabrina.

¿Qué opinas Cristian? —Le pregunta Juan a Cristian, quien responde con un gesto de no saber. La luz mala está a diez metros de ellos. Otras pequeñas se observan rodeándolos. Parecería los están mirando. Marcos se levanta, agarra su mochila que estaba volcada en el suelo, se acerca a la luz mala.

¡No! —Grita Mónica.

 

{ <-- Anterior -hg- Siguiente--> }

107
 

Principio de la Novela  - Educacion cursos arte y cultura en estudiargratis.com.ar

Búsqueda personalizada

 

Autor y Webmaster: Javier R. Cinacchi - Aclaraciones legales y política de privacidad
(Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)

www.estudiargratis.com.ar

Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!