Leer una buena novela online cristiana, género fantasía en: www.estudiargratis.com.ar

Novela cristiana gatis fantasia
Leer novela online fantasia (Principio de la novela "la dos".)

Leer una buena Novela (Primera parte de la novela "la uno".)

Adquiere:
Libros de Javier Cinacchi

Otros

Curso guitarra

Cocina fácil

Curso de reparación en PC

Frases y reflexiones

Curso Biblia

Curso Microsoft Word

Literatura y libros

Frases célebres con biografía

Seguime en
Red social en google+ plus Red social en Facebook


"EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2"
Separados en esferas lejanas
Novela mezcla de fantasía, de la primera edición
(Continuación.)

Autor: Javier R. Cinacchi

Copyright © Javier R. Cinacchi, 2011

Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente  prohibida, sin autorización escrita del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total mediante cualquier medio de esta obra. Toda coincidencia con alguna persona real es pura casualidad.

Enlaces patrocinados

Tormenta en gran furia, los tres en medio de un conflicto que no comprenden. Espalda contra espalda solo piensan ahora en defenderse de peligros. Eran muy extraños estos tres guardianes para la gente del lugar que comienzan a acercárseles y señalarlos. Comenzaron a bajar sus armas, un poco influenciados por David... otro poco seguramente por el asombro de lo imprevisto.

—¿Y ahora qué hacemos tontos? —Dice apareciendo a gran velocidad Verónica acercándose a los tres—. Otra vez no me esperaron en donde debían, vine aquí por la tormenta ¿Están locos? ¿Cómo se atreven a intervenir tan notoriamente?

 

Esperanza hace gestos con los brazos en alto y la tormenta comienza a calmarse, quiso que la vieran; para asombrar más a la gente de allí; piensa al menos asombrados no los atacarían, y de hecho dejaron de pelear entre sí, aunque se observan claramente hostiles ambos grupos.

—¡No hagas eso! —le dice enojado David— No somos enviados de Dios.

Esperanza lo mira con un gesto de no agradarle, y baja los brazos, adoptando una postura normal.

—¿Puedes con tu velocidad sin correr peligro sacarles a todos las armas? —Le pregunta David a Verónica.

Al minuto se va formando un montículo de armas y objetos raros. Verónica fatigada dice:

—Adentro hay gente encerrada ¿Los duermes a todos David? Y encerramos a los uniformados allí, ellos aprisionaban y trataban mal a los de ropas rotas... igual ahora están calmos de vernos hacer cosas raras...

—Pero quizás —interrumpe Pablo—, alguien atine a atacarnos. No hay que confiarse, la sorpresa se les terminará pronto.

Y así lo hizo, pero David usando su fuerza desmaya también a sus amigos. Estuvo horas dando vueltas en un campamento de dormidos, asustado, encerrando a los uniformados, y apartando lo que creía eran armas mientas la tormenta ya casi se disuelve.

 
 

{ Adquiere: Libros de Javier Cinacchi.}

89

 

Enlaces patrocinados

Comienza a escuchar ruidos extraños que se acercan. Deja de hacer lo que estaba haciendo, y corre a donde están sus amigos. Despierta a Pablo. Pablo él solo agarra a Esperanza y Verónica aún desmayadas, están por atravesar el cerco para salir, cuando muchos hombres armados, rodean la zona viéndolos, y nuevamente caen todos desmayados por David, que de repente muestra señales de cansancio.

—Dios mío ¿y ahora qué hago?

Con gran esfuerzo se concentra, y logra despertar a Pablo. Éste se da cuenta rápidamente de la situación.

—Bien David ¡corramos!

Y se escaparon al punto de reunión que habían indicado. Pablo llevando a Esperanza y Verónica.

Al rato despiertan Verónica y Esperanza, no se detienen, corren, y se dirigen hacia el lugar del encuentro con el de la lágrima de luz. Al cansarse de correr David; y Pablo expresar que no siente peligro próximo, continúan avanzando lentamente agitados los cuatro, conmocionados en sus sentimientos y pensamientos. Sienten se equivocaron mucho. 

Se explicaron los cuatro así lo sucedido intercambiando datos mientras avanzan: Es un centro ilegal, escondido en lugar reservado para ocultar la puerta. Se armó una revuelta, cuando Verónica viendo que llevaban bruscamente a un niño separándolo de su madre, y dirigen un arma apuntándolo; intervine, reduce a algunos guardias, y protege a desarmados durante unos minutos hasta que estos corren. Luego volvió al punto de reunión, pero sus tres compañeros corrían hacia el lugar, sin cruzarse con Verónica.

Detenidos allí comenzaron a sublevarse, había mujeres y niños; aunque nadie los estaba atacando, sino que los uniformados peleaban contra los sublevados que aprovecharon la ocasión para quererles sacar las armas, más aún luego al caer relámpagos en la fuerte tormenta. Las armas disparan algo semejante a dardos, no saben si letales o no, sí por lo visto muy dolorosos.

 

{ <-- Novela -o- Novela --> }

90
 

Novela de fantasia completa - Educacion cursos arte y cultura lecturas...

Búsqueda personalizada

 

Autor y Webmaster: Javier R. Cinacchi - Aclaraciones legales y política de privacidad
(Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)

www.estudiargratis.com.ar

Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!