ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
Saga de fantasía atrapante historia donde hay de todo, peleas, amor, romance, incertidumbre, qué hacer ante lo desconocido, valores humanos, libertad. Leer novela gratis
Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela de fantasía :-)

Leer la novela online: Novela "EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2" Separados en Esferas Lejanas.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 35 de la novela.
No estaban del todo armados en línea los enemigos, cuando son alcanzados. Apenas una fina línea comenzaba a armarse ordenando escudos a modo de muro, mientras posicionaban lanzas. Sin embargo, uno tras otro vencían sin piedad los valientes del Rey. Las lanzas eran cortadas por las espadas, los escudos dejados por la primera línea los toman los arqueros, que en el medio de la batalla también continúan disparando flechas. Los arqueros del reino tenían escudo; los enemigos, unos muros de ramas que no llegan a posicionar, y a acomodarse los arqueros detrás de estos, calculando la distancia correcta. De hecho algunos arqueros enemigos matan al principio a algunos de sus compañeros hasta calcular bien la distancia. Pocos caen del reino por sus flechas, por estar bien defendidos, poseen armaduras, y escudos. Pero sí empiezan a caer tantos arqueros enemigos por las flechas del reino, que estos reciben orden de retirarse atrás.

No daban un paso hacia atrás los del reino. Pero hombres iban cerrando sus ojos para nunca más abrirlos en el campo de batalla. Llovían flechas del reino, muy pocas ya enemigas de arqueros con arcos cortos, mezclados entre soldados. Algunas daban en puntos débiles de las armaduras, mientras los dos reinos chocan sus metales. La terrible música de la batalla resuena confusa en los enemigos, quienes morían de a muchos en un respirar. El Rey dispone de tres filas de guerreros expertos en la batalla, bien equipados que se abren paso, peleando codo a codo. Dos filas más con arqueros que poseen además escudos, y espadas hasta ese momento envainadas. Pocos cientos de metros atrás dejaron prácticamente tiradas las cosas que cargaban, estacas, suministros, animales de carga, y otros bagajes.

El Rey en uno de los extremos de los enemigos del reino ya ha avanzado rompiendo sus líneas. Con su espada parte escudos, espadas, armadura, nadie puede hacerle frente, sus hombres le cubren la espalda y hace destrozos. El enemigo tiene ballestas pensadas para impactar contra el Rey, pero aún no están posicionadas. No habían tenido tiempo, sus vigías que marchaban delante fueron casados y dados muerte por los cazadores del reino, no pudiendo calcular a tiempo el lugar exacto de la batalla que pretendían fuera más cerca del reino libre.


Es la página 36 de la novela.
Se escuchan rítmicos sonidos del incansable Rey, o Arsorx; quienes se habían separando del medio a los extremos, cuando uno de ellos gritaba, los soldados cercanos respondían al grito que se prolongaba, y desataban con furia estocadas de espada. Son como una ola irrefrenable peleando. Pero ¿Cuánto durarán las fuerzas? Si levantan la mirada, observan indecisión entre las filas de los Súbditos del invencible, pero son muchos. No obstante no hay miedo, el Rey presente con su espada que parte a las de sus adversarios, infunde gran coraje. Y su escudo de metal duro ¿Qué lo puede romper? Caen realmente muchos Súbditos del invencible. Estos comienzan a dudar si atacar o no, y va menguando su ataque mientras se agrupan a corta distancia para reagruparse mejor. Aprovechando esto, el Rey ordena colocar estacas para darse un tiempo a recuperar fuerzas, y sanar heridas de sus soldados que pese a todo, hasta ese momento podría decirse están triunfando, por seguir en pie, y por la cantidad de enemigos que han cerrado sus ojos.

Mientras tanto. Estefanía por algún motivo extraño, o quizás es verdad que el olor a la gloria, vuelve valientes a los cobardes; ante la mirada de Mónica, quien está al lado del rey que los había recibido, y un general en guerra encargado de defender la fortificación en la que están... Estefanía Dice mirano a Mónica:

—Debemos ir a ayudar al Rey.

—Si él cae, no servimos de nada allí, y está lejos —le replica Mónica.

—Debemos respetar las ordenes del Rey y del Consejero —. dice el General en guerra del castillo.

—Dame un guía que nos lleve con el Rey. O me voy, lo quieran o no.

Y parece que se estremecen las rocas que forman al castillo.

—Yo me quedo —. Dice Mónica.

—Cobarde—. Le responde Estefanía. Marcha rápidamente, furiosa, sin que nadie la detenga, ni escuchando a Mónica quien le grita que se quede por estrategia de combate.

En la puerta del castillo le dice a un hombre armado, que por orden del Ayudante del Rey, debe ir a ayudar al Rey, que el más rápido la acompañe a la batalla. Sabía que tardaría dos días en llegar.

Mientras tanto, otros del grupo de los diecinueve jóvenes están por otros mundos, justo cuando hubiera sido excelente que ayudaran a Marcos o al Rey, pero no estaban allí sus amigos. Muchas veces algunos no están cuando se los necesita, tal vez por tener que afrontar otras batallas, o no poder acudir por distintos sucesos. Pero el justo nunca tiene que darse por derrotado.



Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Novela de fantasía -->



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
Sabía que en Poesía hay para aprender a escribir poemas, lecturas relacionadas con poesía, y distintos contenidos que se suelen actualizar.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!