ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"No he perdido ante la dificultad de los retos, sino contra el tiempo" Leonardo da Vinci.

Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela online, muy buena! :-)

Leer la novela online: El Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 72 del libro. Conversan sobre esto. Por no perder tiempo tan sólo llamaron a Marcos y Mónica para que estén enterados, pero no los fueron a buscar.

—¿Acá vive? Que linda casa... —le dice Carla a Juan, en la puerta de un bellísimo edificio, muy bien cuidado en todos los detalles.

Se acerca a la entrada. Esta es en el frente casi totalmente de vidrio. Un portero avanza hacia ellos, y antes de que llamen, les dice apenas abriendo la puerta:

—La señorita Flavia les da esto. Pide por favor se olviden de ella. Esto es lo que me dijo, además del siguiente recado: “No me llamen ni me busquen, cuando lo desee llamaré a todos para desearles éxitos, y no pidan hablar conmigo.” Ahora discúlpenme, debo pedirles, se retiren —dijo el portero cerrando la puerta lo más delicadamente que pudo, para no parecer grosero.

—Creo... Volvimos a ser diecinueve muy pronto. —Dice Juan observando el anillo entregado de Flavia, viéndolo reposado en la palma de su mano.

Han trascurrido dos días de aquella fiesta. Carla y Juan vuelven al coche con el anillo de Flavia. Carla piensa en voz alta:

—Estaba muy contenta; invirtió mucho dinero en la fiesta, que organizó y ahora dice, el anillo la rechaza. Es decir, lo que adoptamos como identificativo de nuestra participación en el grupo. Tal vez, por temor al rechazo fue que invirtió tanto en la fiesta, tal vez no. Quizás, una vez olvidó donde lo dejó... Quizás, otra vez rodó de ella lejos... Quizás, alguien luego se lo guardó y ella en lo primero que piensa es que el anillo se mueve solo para evitar lo use. Sospecho ocurre esto... Se hace como una autoinducción sicológica, por sus temores al rechazo... Voy a llamar a Sonia.

—¡Ha bueno...! Ok... Vení, nos alejamos un poco para no incomodar a Flavia estando aquí.

—¿Pero vos qué pensás?

—Que no sabe qué excusa dar, y lo único que se le ocurrió fue eso.

Carla se comunica mediante su celular con Sonia, quien se sorprende. Dice no estar enterada de nada y le cuenta, posee un número telefónico privado de Flavia. Se lo había dado cuando organizaron la fiesta “por si surgía alguna urgencia”. A punto de terminar la comunicación con Sonia.


Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Siguiente -->




Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis literatura y más!!!