Consejos de Almafuerte, Pedro Palacios

19 diciembre, 2015 - Estoy aburrido, Generales para leer, Reflexiones para estar mejor

Por

Consejos de Almafuerte, Pedro Palacios

Hace poco comencé a leer sus obras completas, y este es un  ejemplo de la fuerza y lo didáctico de Almafuerte, escritor argentino 1854-1917, no hay que olvidar a genios como estos de la literatura. A modo de consejos por Almafuerte, piense en cada frase, de este escritor con una innata sabiduría popular muy amplia:

Para los derrengados (Evangélicas)

1. Lo puro es lo transitorio: El hombre es un libro prohibido, ilustrado con estampas de Fra Angélico.
2. Cualquier virtud es una negación o un simple reverso: el anverso está siempre vuelto hacia la pared, como un cuadro pornográfico.
3. Cada uno de los que ves por la calle al pasar lleva una tragedia en la más recóndito del corazón.
4. La hipocresía es el distintivo humano; porque sin ella no habría vida social posible.
5. Así como todo malvado te sorprenderá con una belleza moral inesperada, todo impecable tiene su úlcera secreta, cuyo hedor trasciende a ráfagas.
6. Los reconocidamente, los clínicamente malignos y amorales, no son nada más que hombres dados vuelta del revés como un calcetín: el vicio es el mal que sale a la superficie, y la virtud es lo vil precipitado hacia las entrañas.
7. Cada vez que te aproximes a los que amabas de oídas, te alejarás de ellos con una ilusión menos dentro del alma: saber vivir es saber mentir y no querer palpar la mentira de los demás.
8. Nadie más temible que un hombre reputado de virtuoso, porque a mansalva de su reputación puede herir impunemente.
9. La sentencia del insospechable, el juicio del angélico... ¡vade retro!
10. Aquel que cuida mucho de su reputación, se esclaviza para libertarse; porque un buen nombre autoriza para lo malo, y el descrédito personal inutiliza hasta para el bien.
11. Entre uno que te gruñe y otro que te sonríe, siendo tú una persona humana, prefiere el que te gruñe.
12. La miseria es una cosa bien fea y nauseabunda y no puede inspirar lógicamente nada más que repulsión: lo natural es que te repudien, y lo falso que se te acerquen solícitos.
13. Aquel que viene por donde no debiera venir no viene a lo que dice.
14. A cada circunstancia corresponde una situación de ánimo, y cada situación de ánimo tiene su gesto apropiado que la revela.
15. Desconfía de los que ríen cuando debieran llorar; teme a los que te hacen compañía a pesar de tu lepra; escudriña el corazón de los que se agachan hasta tu pudridero: defiéndete de la caridad.
16. Las manos que dan suelen ser manos que echan el guante.
17. Yo sé de muchos pobres que enriquecieron a muchos ricos.
18. La caridad humana es un ángel con alas de cuervo: va en pos de las catástrofes con la cruz ceñida al brazo, el garfio del merodeador en la diestra y el cesto del trapero a las espaldas.
19. La beneficencia a hecho la ingratitud; porque ésta no es otra cosa que la flor enferma de una caridad, también enferma.
20. Como de los detritus de la cloaca, de los derrengados de la vida se sacan potencias utilizables y corrientes auríferas que no se agotan nunca.
21. Porque, a veces, conviene más estrujar un puñado de basura que un racimo de uvas.

...Me encantaron estos pensamientos de Almafuerte, Pedro Bonifacio Palacios.

279 En total desde que se publicó el articulo y a partir de ser activado este contador. 1 Veces mostrado hoy

Deja un comentario