El interior de los huesos resumen

3 diciembre, 2020 - Resúmenes interesantes para aprender o estudiar, Generales para leer

Por

El interior de los huesos resumen

Los huesos cuando se observan se ven secos y descoloridos, no parecerán muy interesantes, pero adentro tienen más vida de lo que se suele creer.

Nuestros antepasados prehistóricos habrán tenido mayor conocimiento de los huesos que la gente actual, ya que si nos remontamos hace más de un millón de años atrás, los hombres primitivos usaban hachas y martillos de piedra para quebrar los huesos de los animales y sacarles la nutritiva médula.

Veían que los huesos tenían una cubierta resistente, llamada periostio, cubría una capa externa de hueso compacto, duro y denso. El hueso compacto cubre una capa trabecular poroso o hueso esponjoso, con médula blanca en el centro. Este está conformado por un sistema abierto de retículas y puntales llamados trábeculas. En un hueso vivo se llena de líquidos corporales y células errantes, donde esta capa ayuda a resistir la presión que es ejercida en el hueso.

Al escudriñar delgados cortes de hueso, los primeros microscopistas se sorprendieron ante una micro arquitectura compleja y simétrica, que refleja la activa vida del hueso. La unidad estructural de hueso compacto en el sistema haversiano tubular, descrito por el medico ingles Clopton Havers (1650-1701). publico sus observaciones en 1691 y abrió la investigación a futuros fisiólogos, quienes descubrieron que los huesos tienen muchas funciones, ademas de sostener el cuerpo, como proteger a los órganos o hacer posible el movimiento en conjunto con los músculos.

La médula osea

La médula osea es un tejido esponjoso que está dentro de la mayoría de los huesos. En los huesos de recién nacidos y en los de algunos adultos, la médula ocupa la cavidad central. Su tarea principal es hacer nuevos glóbulos sanguíneos, ya que mueren pronto y deben reponerse. Mas de 2 millones de estos glóbulos dejan la médula por segundo y entran al torrente sanguíneo en los vasos estratégicos en la estructura osea. La médula y el hueso son una reserva mineral. Si ciertos nutrientes escasean, se toman del hueso y envían a puntos mas vitales.

La creación de glóbulos sanguíneos, hematopoyesis, es complejo. En los primeros años de vida, los hemocitoblastos de la médula osea roja se multiplican produciendo hemocitoblastos. Estos se dividen y sus "retoños" maduran pronto para producir miles de millones de eritrocitos y cuatro tipos principales de leucocitos.

La micro estructura osea

Cada conductos de Havers en los huesos compactos mide una 0,01 pulgadas de diámetro y esta echo de capas oseas llamadas laminillas. En su centro hay diminutos vasos sanguíneos y nervios. Incrustados en las laminillas están los osteocitos, células que forman y mantienen al hueso vivo, y que sobreviven 20 o mas años. El hueso en si tiene dos elementos importantes. Fibras de colágeno, proteína, presentes en la piel y el tejido conjuntivo, hacen la estructura ligeramente flexible y elástica. Y cristales y sales de calcio, fósforo y otras sustancias químicas endurecen y hacen rígido al hueso.

Fuente: "la nueva enciclopedia visual de clarín: Cuerpo humano"

Volver a curso de cultura general mediante lecturas.

165 En total desde que se publicó el articulo y a partir de ser activado este contador. 1 Veces mostrado hoy

Deja un comentario