ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"Coloca lo ideal, el pensamiento, entre la violencia del impulso y su satisfaccón." Hegel

Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela Cap. 1-6

Ir a: Novela online Cap. 7-13

Una novela gratis para leer en Estudiargratis.net...

Autor Javier R. Cinacchi


Es la página 98 del libro. —Claro...
Al poco tiempo llega la grúa de auxilio. Los tres estan bien aunque cansados, temerosos, y preocupados. A Pablo se le ocurre decirle al del auxilio que les rompieron los vidrios un grupo que andaban descontrolados en la calle. Esperanza dormía. Le dieron a entender con un gesto, que había bebido de más... Fueron a la casa de Pablo donde decidieron quedarse los tres. Esperanza quien sólo se despertaba de a ratos y adormecida, continuó durmiendo. David y Pablo se hacían más amigos charlando y tomando unas cervezas bien frías junto a dos ricas pizzas que encargaron.
Llamaron antes a varios del grupo, contándoles y advirtiendo tengan cuidado, como así también que mejor no se saquen el anillo. Por las dudas...

El mismo día, Mónica, Carla, Juan, Mateos, Cristian, Sonia y Marcos se reúnen en un descampado; aguardando, muestre su belleza la luna, rodeada de lo que sería un apacible cielo estrellado.
Apartados de curiosas miradas de extraños, desean practicar con sus nuevas habilidades al venir la noche. Mientras tanto, charlan sobre el viaje que emprenderían en poco. Están, en medio de un campo, en una parte donde hay árboles y un pequeño estanque de agua a pocos metros. Hay apenas pasto allí, dejándose ver la tierra negra y húmeda. Sí lo hay a metros de ellos, y bien largo, donde al levantarse brisa fuerte del viento, forma ondulaciones, como si un mar de pasto los rodeara.
Fueron avisados de lo ocurrido sintiéndose más motivados a entrenar sus posibilidades. Llegan allí en el auto de Juan y en el de Cristian, quien se lo había pedido prestado a su padre. Los dejan, acercándose entre los árboles.

Es la página 99 del libro. Por otro lugar aproximadamente al mismo tiempo, Miguel se encuentra de paseo con Sabrina. Según dijeron, comprando algunos repuestos por las dudas para usar en las motos si se necesitaran. Se rumorea, hay algo más que amistad o compañerismo entre ellos, van a todos lados juntos. Igualmente, también pudieron avisarles llamando a Sabrina, pues Miguel se había olvidado su celular.
Los jóvenes reunidos en el campo se encuentran comiendo unas ricas empanadas llevadas por Carla, preparadas por su madre. Se escucha, sumado al murmullo de la vida del campo, el estéreo del auto de Juan. Comienza así, a alejarse el día. Juan pregunta:
—¿Prendo las luces bajas?
—Mejor prendamos un fuego —dice Marcos, sonríe y añade:— Miren…
Agarra una rama seca que había por ahí y la acomoda en la tierra. Una rama de unos tres metros de largo y en su parte de mayor grosor de unos seis centímetros de diámetro, bien seca.
Vuelve a sentarse donde estaba, mira la rama y al instante está envuelta en fuego, aunque no un fuego típico sobre una rama, pues sus llamas son largas y altas sin observarse casi humo.
—Creo que puedo manejar un poco el fuego —dice Marcos y añade:— Haber que les parece. Para vos Mónica.
De la rama comienzan a menguar un poco las llamas que había provocado Marcos. Se concentran en un punto central desde donde las va a hacer subir. Al elevarse, se alejan en curva una de la otra, no sin que el vacío en medio de ellas, sea llenado por fuego. Logran una distancia como de un metro de alto por uno de separación en su parte más amplia. Al llegar a tal altura, como si no aguantaran más estar separados sus extremos, suben curvándose hacia el centro, y bajan un poco bruscamente para unirse. En su unión, es más claro e intenso el fuego. Este diseño de Marcos perdura unos segundos tal cual. Mónica se tira abrazándolo, se desconcentra y las llamas se desfiguran, pero no dejan de iluminar bien.
Ya se había vuelto prácticamente de noche. Juan estando sentado, pensando apaga la radio; de los faroles de su coche, tenues luces iluminan, como si pudiera de alguna forma decidir cuanto iluminarían. Se escucha también un clic en el auto de Cristian, y sus faroles suman otra tenue luz.


Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Siguiente -->




Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
Sabía que en Poemas y curso de poesía hay para aprender a escribir poemas, lecturas relacionadas y poemas.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis literatura y más!!!