Leer una buena novela en: www.estudiargratis.com.ar

Leer una buena novela en estudiargratis.com.ar

Leer una buena Novela (Principio)

Novela on-line (Continuación)

Adquiere:
Libros de Javier Cinacchi

Otros

Frases celebres con biografía

Crucigramas interactivos

Curso guitarra

Cocina fácil

Curso de reparación en PC

Leer poesías

Curso Biblia

Curso Microsoft Word

Comentarios de literatura y libros

EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta
Novela mezcla de fantasía con realidad, de la tercera edición (Continuación.)

Autor: Javier R. Cinacchi

Copyright © Javier R. Cinacchi, 2007-2011

Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente  prohibida, sin autorización escrita del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total mediante cualquier medio de esta obra. Toda coincidencia con alguna persona real es pura casualidad.

Enlaces patrocinados

Qué hay alguien pero no sabe si es bueno o malo —Traduce Noemí. Añade—: Y me parece, estamos entrando en algo no real…

En ese momento de mirar a los jóvenes, se los observa como a estatuas. Pero ellos comienzan, a influenciados, tan solo a vivir una especie de sueño consciente, una ilusión en sus mentes, provocada por este extraño que puede conectar en misma ilusión a varios.

¡Esto no es real! —Grita Noemí. Al hacerlo, respiran fuerte y parpadean, apenas pudiendo moverse un poco los jóvenes.


 

Se sienten raros, un extraño vestido de negro comienza a acercarse a ellos. No observan nada, solo se ven ellos y al extraño flotando en un ambiente negro. Noemí solamente se mueve.

¡Qué estás haciendo! ¿Quién eres? ¡Déjanos en paz! —Le dice Noemí al extraño vestido de negro.

¡Ja! Así que… ¡Ja! Puede hacer lo mismo que yo—. Dice el extraño riendo raro.

Sus amigos apenas mueven la cabeza para mirar de un lado a otro (en la visión), Carla consigue hablar:

¿Qué nos pasa?

Repentinamente aparecen al lado del extraño cuatro seres gordos, con piernas largas y huesudas el doble de lo normal, brazos más largos aún, con tijeras brillosas enormes; sus cabezas son pequeñas, sus ojos como de gato, aunque más grandes. Comienzan a acercarse.

No pasarán, vete y déjanos en paz —. Dice Noemí.

Al hacerlo comienza a levantarse un muro de ladrillos alrededor de ellos, y por debajo.

¡Ja! ¿Quiere pelear? ¡Ja! ¡Ja! No te lo recomiendo.

Noemí, observa la cara de aterrorizados de sus compañeros prácticamente inmóviles. Comienza a escucharse golpes contra el muro, muy fuertes, ensordecedores.

¿No sabe, puedo matarlos? Puedo…

¡No puedes nada! ¡Nada! —Le grita Noemí.

Los monstruos con tijeras, comienzan a escalar la pared unos, otros a golpearla; sumando el sonido de sus golpes, bolas de nieve que les tira el extraño. Los que escalan no pueden llegar a los jóvenes.

 
 

{ Adquiere: Libros de Javier Cinacchi.}

120

 

Enlaces patrocinados

¡Ja! ¿En cuantas cosas podrá tener la mente al mismo tiempo? —Dice el extraño.

Comienza a escucharse sonido de algo que desciende fuerte, un sonido algo agudo, Noemí mira hacia arriba, son bombas. Una bomba cae, las otras comienzan a estallar a lo lejos. Se la ve temblar a la bomba caída, todo tiembla, un rayo de luz se observa partir quebrando el hierro de la bomba y el tiempo se detiene.

Bueno…bueno… No tan mal por ser una principiante. Pero como verá ya estalló. Dejo avanzar el tiempo muy poco, y mueren. Se quedarán muertos del susto, y cuando digo muertos, es muertos.

¿Qué quieres? —Dice Noemí.

¡Ja! Sabe no puede vencerme. Ahora ¿Intenta sobornarme? —Hace una pausa el extraño vestido de negro y añade, saltando el muro—: Cuénteme todo lo que están haciendo, no se preocupe, sus amigos apenas vieron el proyectil y el tiempo para ellos no está trascurriendo significativamente, aunque mejor no tarde mucho.

Y comenzó una especie de interrogatorio al cual Noemí contestaba con la verdad y del cual el extraño nada respondía. Un interrogatorio muy largo para Noemí. La cual aguardando preocupada otra pregunta tal como: “¿Hasta cuándo se quedarán aguardando a los extraviados?” “¿Qué pensaban hacer?” “¿Qué pensaban de sus habilidades?” “¿Qué harían con el tesoro?” “¿Por qué no le dieron los anillos al señor del olvido?” “¿Por qué no olvidaron todo?”. Interrumpe:

Ok. Veremos como continúan. Le voy a decir lo siguiente: Si hubiera querido los hubiera matado, puedo afectar la mente de otros, para entrando en un profundo sueño, afectarlos. No sabía que tú podías hacer lo mismo. Aunque… no tenga remota idea aún de todo lo que puede hacer, es una facultad, temible en todos los mundos, incluso por compañeros. Luego, no pensaba ir tan lejos. Tengan cuidado los que afectan las mentes.

Desaparece la bomba trémula y rajada a punto de estallar, junto todo salvo las personas, y aparece una pradera de campo.

 

{ <-- Anterior -hg- Siguiente--> }

121
 

Principio de la Novela  - Educacion cursos arte y cultura en estudiargratis.com.ar

Búsqueda personalizada

 

Autor y Webmaster: Javier R. Cinacchi - Aclaraciones legales y política de privacidad
(Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)

www.estudiargratis.com.ar

Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!