Leer una buena novela en: www.estudiargratis.com.ar

Leer una buena novela en estudiargratis.com.ar

Leer una buena Novela (Principio)

Novela on-line (Continuación)

Adquiere:
Libros de Javier Cinacchi

Otros

Frases celebres con biografía

Crucigramas interactivos

Curso guitarra

Cocina fácil

Curso de reparación en PC

Leer poesías

Curso Biblia

Curso Microsoft Word

Comentarios de literatura y libros

EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta
Novela mezcla de fantasía con realidad, de la tercera edición (Continuación.)

Autor: Javier R. Cinacchi

Copyright © Javier R. Cinacchi, 2007-2011

Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente  prohibida, sin autorización escrita del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total mediante cualquier medio de esta obra. Toda coincidencia con alguna persona real es pura casualidad.

Enlaces patrocinados

Al emerger sobre el horizonte el sol, elevándose por sobre la vegetación; se dieron cuenta entre charlas, no sabían ante hechos extraños como comportarse; y tuvieron miedo. Se demoraron mucho en continuar, Carla habló largamente con algunos, dudaban si seguir adelante o no. De hecho incluso Carla lo dudó ¿Si le hacían daño a alguien sin querer? ¿Si provocaban algún tipo de guerra con seres extraños?

Estando en una zona aparentemente sin población en el Impenetrable, se habían alejado considerablemente del camino y sus vehículos. En tales circunstancias, si vuelven hacia atrás o continúan igualmente (por haber tardado tanto), los alcanzaría la noche. Ni Marcos o Juan estaban totalmente libres del temor de sufrir sobresaltos o correr nuevamente riesgos ¿innecesarios?

 

Continuaron siguiendo la luminosidad del collar cambiante de color, hasta donde encontraron una formación rocosa rodeada de arboles y abundante vegetación. Carla tuvo que ir apartándola, afectándola de tal modo que se vieron avanzando por un pasadizo entre la vegetación, a la luz del collar. Sonia alejaba víboras, arañas y otros animalitos, para evitar sustos y alguna mordida o picadura.

Se volvió noche en su plenitud, y delante solo había una abertura entre rocas. Posee la apariencia de ser realizada por mano del hombre. El collar cambiante de color, brillaba más intensamente, en dicha dirección. Cada vez se fueron alejando más, envueltos por el misterio, de su cotidiana realidad.

Marcos ¿Y el Castillo? —Le dijo Mónica.

Me encantaría estuviera aquí, y no lo está… tal vez entrando por ahí… pero conociendo a mis padres, creo ni remotamente hubieran entrado, o llegado hasta este punto. Son atrevidos pero no tanto, suelen ser cuidadosos.

Vamos —Interrumpe Juan avanzando.

Tan solo por mostrarse decidido, fue que lo siguieron. Al entrar, observan una cruz grabada en profundidad entre ladrillos, una bajada se prolonga mediante una escalera, realizada en la roca.

Veo, termina en una puerta de piedra —dice Cristian—. Y me parece, es una escalera muy larga hacia abajo.

 
 

{ Adquiere: Libros de Javier Cinacchi.}

110

 

Enlaces patrocinados

Adentrándose en las profundidades cada vez más, les provoca a cada nuevo paso, una mayor intensidad de temor.

Detesto decirlo pero tengo miedo… —Dice al fin David. Añade—: Esto pinta feo. Creo, no debiéramos estar aquí.

Dividámonos en dos grupos por si acaso…—afirma Juan y añade—: Nos comunicamos por radio.

Juan, Marcos, Mónica, Cristian y Miguel. Fueron los que continuaron en primer lugar, aunque quisieron seguir también Pablo, Verónica, Flavia y Estefanía. El collar de Marcos alcanzaba para iluminar el camino a su alrededor, a lo lejos solo se veía oscuridad, pero confiaron en Cristian.

Juan sacó una soga de su mochila, se la ató y fue delante, mientras Miguel seguido de Marcos la tenían fuertemente y luego los otros. Así lo hicieron, descendieron mucho más, hallando al final una puerta de piedra, con otra cruz grabada. Se detuvo Juan junto a sus compañeros y amigos allí. La cruz es de cuatro tramos iguales, uno horizontal, cruzado por uno vertical por el medio.

Se encontraban tan sobresaltables que cualquier indicio extraño los hubiera motivado para lejano a cualquier valentía, salir corriendo todos juntos. Esto fue acrecentado por unas carabelas que vieron al descender, como simbolizando a la muerte. Miraban hacia todos lados, hasta que Juan llamó la atención de los otros (sobresaltándolos) con su voz:

Esto es muy raro. Un agujero así debería estar lleno de agua y no lo está. Dice sin querer en vos alta, Juan.

Además no es natural. Esto está construido. La pregunta es ¿Por quién? ¿Para qué? —Dice Mónica.

Aborígenes, no lo creo. No tiene apariencia a ser de aborígenes sino de fortificación colonial o feudal —Dice Marcos.

Sí… A ver qué pasa… —Dice Juan, intentando empujar la puerta de piedra. Añadió luego del intento—: No puedo.

Lo intentaron juntos, a lo cual cedió, girando en un eje central. Se asomaron para ver, y vieron ante ellos un camino a nivel, rodeado de tesoros con polvo sobre ellos opacando su brillo. El camino prolongándose hasta perderse entre las sombras.

Hay otra puerta de piedra al final—. Dice Cristian.

 

{ <-- Anterior -hg- Siguiente--> }

111
 

Principio de la Novela  - Educacion cursos arte y cultura en estudiargratis.com.ar

Búsqueda personalizada

 

Autor y Webmaster: Javier R. Cinacchi - Aclaraciones legales y política de privacidad
(Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)

www.estudiargratis.com.ar

Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!