Leer una buena novela en: www.estudiargratis.com.ar

Leer una buena novela en estudiargratis.com.ar

Leer una buena Novela (Principio)

Novela on-line (Continuación)

Adquiere:
Libros de Javier Cinacchi

Otros

Frases celebres con biografía

Crucigramas interactivos

Curso guitarra

Cocina fácil

Curso de reparación en PC

Leer poesías

Curso Biblia

Curso Microsoft Word

Comentarios de literatura y libros

EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta
Novela mezcla de fantasía con realidad, de la tercera edición (Continuación.)

Autor: Javier R. Cinacchi

Copyright © Javier R. Cinacchi, 2007-2011

Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente  prohibida, sin autorización escrita del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total mediante cualquier medio de esta obra. Toda coincidencia con alguna persona real es pura casualidad.

Enlaces patrocinados

El Anciano suspira profundamente, su suspiro se vuelve para los jóvenes una preocupación.

¿En qué podemos ayudarlos? —Dice Marcos que al instante se estaba preguntando una vez más, por qué será, no piensa mejor andes de hablar ¿Quién sabe si todos estarían dispuestos? Duda que algunos estén dispuestos a vivir aventuras en lejanos mundos.

Ustedes… los humanos… —Dice Sueñosreales— Me sorprenden… Pero primero dame tu collar, aquel que llaman el cambiante de color. Ya no te pertenece.


 

¿Me pides el collar del cual dije cuidaría a mis padres en promesa? —Le responde Marcos.

¿Sabes? somos los dos guardianes más sabios y fuertes—. Dice El Anciano transformada su mirada cálida en penetrante.

Escuche… —Dice Sueñosreales amenazante. Añade—: Estuvieron hablando del honor hace poco. Cuando duermo solo mi cuerpo duerme. Incluso en sueños a veces transito por lugares lejanos y hablo con guardianes; recuerden luego, o no de mí y estoy muy pendiente de ustedes, sé lo de tu promesa pero no la hiciste sabiendo.

Marcos se pone despacio en pie, David igualmente y así uno a uno. De un lado El Anciano y Sueñosreales, y del otro el Grupo de los Diecinueve Jóvenes, y Abbila que justo estaba allí. Dice

No deseo tanto ser guardiana, como para hacerlo de esta forma. ¿No…

¡Ja! —Dice Sueñosreales— ¡Míralos! No saben que hacer…

Se perfectamente que hacer. No tengo porque tener dos objetos especiales—. Dice Marcos.

Se dirige a Abbila e intentándole colocar el collar cambiante de color, este no se acerca a su cuerpo.

Hay que esperar un poco, lo correcto, primero—. Dice Sueñosreales, añade—: ¿Eres cobarde?

A buenolo que faltaba. Dice Juan.

No soy cobarde. Me pregunto si ustedes son sabios o no. —Dice Marcos enojado.

¡Marcos! ¡Que decís! —Le murmura Mónica.

 
 

{ Adquiere: Libros de Javier Cinacchi.}

138

 

Enlaces patrocinados

Y al decir esto se concentra con todas sus fuerzas, se la observa estática respirando suavemente con mirada fija en Marcos, pero pendiente de todos sus compañeros, esperara como si fuera a explotar algo, para protegerlos. En un abrir y cerrar de ojos Verónica está tras Sueñosreales, al tiempo que Noemí aunque sintiéndose más fuerte que nunca, apenas logra disipar el manto de irrealidad con el cual Sueñosreales los habían rodeado. Sueñosreales hace un profundo suspiro, con mirada desafiante mira a los jóvenes pero haciendo un gesto de negación, deja de afectar a las mentes. Los jóvenes para nada están nerviosos y una profunda concentración los invade, David está muy atento. Crujidos de madera se escuchan entre los arboles.

¿Qué opinas Abbila de todo esto? —Le pregunta El Anciano, el cual parecía comenzar a brillar tenuemente.

Mi respuesta es a la paz. No comprendo porque le preguntó el Señor Sueñosreales con respecto de si es cobarde a Marcos. Por favor, le pido si es posible aclarar el porqué para evitar malos sentimientos—. Dice Abbila.

Sueñosreales sonríe, mira a El Anciano, ambos se miran.

¿Respondes sin preguntar a tus superiores? —Le dice Sueñosreales con ironía.

Espero no molestarlos a ustedes, me gustaría poder comprenderlos, y por ello realicé mi pregunta—. Dice Abbila.

Son fuertes juntos. Dice El Anciano, añade—: Tememos dañemos a alguno sin querer, no me lo perdonaría nunca.

¿No te perdonarías el dañarnos, o el dañarnos sin querer? —Le pregunta Mateos.

¡Ja! Cristian, que opina de estos versos —le dice Sueñosreales—:

Vientos antiguos se reunieron,

llevan voces de distintas tierras,

desean transmitirlas a nuevos,

y se preguntan ¿Dignos serán

al transcurrir largos tiempos?

Cristian—:

¿Hay que ser digno a cambio de respuestas?

El ave levanta vuelo, la brisa nada le pregunta.

Ella misma, sopla a donde le lleva su ausencia.

Aunque a veces molinos se forman,

entre caminos en su encuentro, la brisa retorna;

las aves continúan, como los vientos que soplan.

Las aves, ayudadas por el viento ¿no aprenderán a volar?

¿Ocultarán en el olvido, los antiguos sus historias?

 

{ <-- Anterior -hg- Siguiente--> }

139
 

Principio de la Novela  - Educacion cursos arte y cultura en estudiargratis.com.ar

Búsqueda personalizada

 

Autor y Webmaster: Javier R. Cinacchi - Aclaraciones legales y política de privacidad
(Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)

www.estudiargratis.com.ar

Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!