ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
“En tres palabras puedo resumir todo lo que he aprendido de la vida: La vida continúa.” Robert Frost
Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela de fantasía :-)

Leer la novela online: Novela "EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2" Separados en Esferas Lejanas.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 126 de la novela.
—No me teman, no tengo ni odio ni locura. Me dicen Iluafec; porque puedo hacer ilusiones que algo afectan, como rayos que no existen pero impactan y explotan lo que tocan, viento, fuego aunque no con el suficiente calor para quemar, sé usar muy bien la espada, y puedo hacer ver cosas que no existen pequeñas. Soy un antiguo guardián de los humanos. Yo nací aquí, en este mundo hace unos cuatro mil años, en Israel.

—Amigo nuestro ¿Tú vas y vienes continuamente a la puerta?

—Hace tres años casi todos los días estoy cerca, luego que encontré que había como una senda formada, aunque un poco cubierta, y rastros de campamento, y presupuse tal vez pasaron guardianes, o lo que temo más probable un grupo de diecinueve personas. ¿El campamento era de ustedes? Intenté espantar a un grupo de diecinueve hace años un poco lejos de la puerta, y separé luego este vehículo de los otros que trajeron, para usarlo yo. Los estuvieron luego buscando la policía a ese grupo. Pero en aquel momento no se fueron y supuse estaban de paso, no me comuniqué ni entablé combate. No obstante guardianes creo no eran, aunque no estoy seguro, me pareció algunos hacían cosas raras. Y uno para mi asombro, se sentó tranquilamente a comer, mientras miraba lo que yo hacia para asustarlos. Hice de todo para asustarlos, y no se fueron, hasta cree ojos que los miraban y hice estallar relámpagos, aplicar más fuerza ya era entablar combate. Los controlé un poco pero lamentablemente cuando fui a ver si había un vehículo, ellos llegaron a la puerta y la atravesaron. Igual nuevamente si hubiera estado en la puerta, era si no se asustaban, entablar combate o dejarlos pasar como tenemos por costumbre. No era un grupo agresivo.

—El que se sentó a comer es Marcos, sí, soy de ese grupo, soy Rubén, uno de los diecinueve. Soy Argentino, y ella es Abbila, de la esfera de los guardianes… Algunos teníamos un poco de poder, pero recién descubríamos todo, y no habíamos pasado aún por ninguna puerta. Nos invitó El Anciano y Sueñosreales a que pasemos, nos dieron objetos especiales, anillos.


Es la página 127 de la novela.
—¡Asombroso! ¿Ellos dos en persona? ¡Menos mal que no los ataqué! Llegaba a matar a uno y me dejaban acá otros mil años. Deben haber planes importantes para ustedes. Me alegro. Ahora no me dejen abandonado de nuevo los guardianes. Siempre he sido fiel guardían.

Y compartieron un resumen de sus vidas, le convidaron también algunos alimentos.

Le autorizaron a usar cuanto quisiera del campamento y reacomodarlo a su gusto, pues solo había tomado por respeto, lo básico que necesitara, y sin embargo había juntado y cuidado una buena cantidad de cosas. Sueñosreales le dijo lo relevaría en breve, cuando Rubén y Abbila volvieran de su misión, se encontrará con él en la esfera de los guardianes, e intentará mientras tanto saber qué pasó con su esposa. Mientras ellos protegen la puerta de donde se encuentran, y terminan la Crónica de los guardianes que deben hacer en ese lugar, serán su relevo. Estaba tan feliz, que hizo un juramento y pidió se escribiera en las Crónicas:

“Cuando me necesiten pelearé a su lado. Me han despertado la vida que la cargaba estando esta dormida dentro de mi. Y les estoy profunda y eternamente agradecido.”

Rubén y Abbila a la semana de llegar a la Esfera de los humanos, partieron en la camioneta a un pueblo cercano para prepararse, y emprender el viaje a Buenos Aires, al encuentro de los familiares y amigos de los Diecinueve jóvenes. En la reunión que ellos celebran todos los meses para recordar a los diecinueve desaparecidos; y hablar de todo lo relacionado.

Mientras tanto las Crónicas iban formándose. A la primera la llamó:

“El grupo de los diecinueve jóvenes y la primer puerta”.

Y la comenzó así:
“Era martes 11 de diciembre, casi la una de la mañana, en Buenos Aires, Argentina, del año 2007. Cuando cruzaron palabras por primera vez, las dos señoritas que comenzarían con El Grupo de los Diecinueve Jóvenes, grupo del cual oiría el mundo entero.”

Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Novela de fantasía -->



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
Sabía que en Poesía hay para aprender a escribir poemas, lecturas relacionadas con poesía, y distintos contenidos que se suelen actualizar.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!