Leer una buena novela online cristiana, género fantasía en: www.estudiargratis.com.ar

Novela cristiana gatis fantasia
Leer novela online fantasia (Principio de la novela "la dos".)

Leer una buena Novela (Primera parte de la novela "la uno".)

Adquiere:
Libros de Javier Cinacchi

Otros

Curso guitarra

Cocina fácil

Curso de reparación en PC

Frases y reflexiones

Curso Biblia

Curso Microsoft Word

Literatura y libros

Frases célebres con biografía

Seguime en
Red social en google+ plus Red social en Facebook


"EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2"
Separados en esferas lejanas
Novela mezcla de fantasía, de la primera edición
(Continuación.)

Autor: Javier R. Cinacchi

Copyright © Javier R. Cinacchi, 2011

Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente  prohibida, sin autorización escrita del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total mediante cualquier medio de esta obra. Toda coincidencia con alguna persona real es pura casualidad.

Enlaces patrocinados

—¿Sabés qué Carla? Ya hasta dudo de que seas real. A donde vayamos nos persiguen aproximadamente siempre las mismas imágenes, a donde mire, veo aunque no sea todo tal cual, siempre las mismas escenas, charlamos siempre lo mismo, me pregunto ¿Estamos vivos? Espera, antes de decir algo... Quizás vos me digas: Yo estoy viva, te veo, toco, escucho, etcétera. ¿Pero cómo sabes si todo no es un producto de tu imaginación, así como yo no sé si todo no es un producto de la mía?

Luego de un largo silencio Carla responde:

 

—Espero que esto se acabe pronto. La verdad no quiero pensar en esas cuestiones que planteas, porque de nada sirve complicarse así la mente. Continuamos tratando de sufrir lo menos posible, nos ayudamos, aún si todos somos parte de un casi silencio, y la vida más rica está en nosotros, porque en el exterior no se puede elegir aparentemente nada en donde ahora estamos.

—Claro, antes de los dos últimos sueños pensaba más o menos eso mismo que tú ahora me respondes. Es gracioso, pero... si estuviera solo no sabría que hacer, creo que me convertiría en uno de ellos. Estando tú al lado mío, rodeados hace tanto de tanta arena seca, ya ni sé si eres real. Por ejemplo podría intentar besarte, pues eres hermosa, y sé que lo disfrutaría. Pero aún me pregunto si todo esto es real. Y sé la respuesta.

—Bésame y contame tú respuesta.

Luego de largos besos...

—Sé que somos reales —dice Cristian—, y ahora me doy cuenta del gran privilegio que tenemos al poder en nuestro mundo tener tantas cosas. Incluyendo el afrontar situaciones muy difíciles, y demás. Hay mucha variedad incluso de gente. Aquí todo lo mismo siempre. ¿Sabés lo que hace falta aquí?

—¿Qué mi amor?

—Arte, incluso el arte de la filosofía y ciencia; variedades de lo que sea; misterios; retos; aquí lo que hace falta ¡es vida! ¡vida! ¡Poder vivir!

—Estoy muy contenta de que estés a mi lado Cristian.

 
 

{ Adquiere: Libros de Javier Cinacchi.}

46

 

Enlaces patrocinados

—Sí, yo en este momento me siento el hombre más feliz de la Tierra. Pero, imagínate qué sería de nosotros luego de veinte años de desierto y situaciones que se repitan... incluso si nos damos cuenta de que nada cambia, ¡nada! Ni siquiera si pudiéramos tener hijos.

—¡Me tiro por la puerta por la cual vinimos, aunque no sepa si podríamos volver!

—¿Sabés qué Carla? Esa es la misma respuesta que yo pensé que dirías. En fin... esperemos que pronto volvamos a algún lado más emocionante ¡y juntos! Aunque seas un sueño de mi corazón.

—¡Que poético! Eso no se te va ni aquí, eh...

Al ocultarse la estrella que más brilla, en la oscuridad se notan los antiguos luceros. Cristian le dirige un largo poema de amor a Carla, queriendo continuar en la luz de su dicha. Su vida en tal momento la siente más plena que nunca -por ahora-, pese al lugar en que se encuentran, por lo que anida en su pecho.

Comenzó así a cantar al ritmo de su corazón:

¡Joyas en el universo
retumben en mis versos!
Carla, te contemplo y veo,
jovial es este momento.
Rio del amor que siento.
Coronas son tus besos.
Inclinase la dicha hoy,
navega en mi sentimiento,
algo nunca así vivido.
Contento, contento estoy.
Contenta, ¡contenta te veo!
Horas estas que vivimos,
infinitas continúen siendo.
(...)

Pasados sueños de tal momento, para estos dos amigos ahora amantes. Carla y Cristian fueron llevados nuevamente hacia la puerta, el que los llevó, dijo en su idioma “chau” y se marchó. Habían dos guías acampando allí. Uno separado del otro. Uno de ellos tenía cinco animales cargados, el otro dos.

 

{ <--Anterior -o- Siguiente--> }

47
 

Novela de fantasia completa - Educacion cursos arte y cultura lecturas...

Búsqueda personalizada

 

Autor y Webmaster: Javier R. Cinacchi - Aclaraciones legales y política de privacidad
(Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)

www.estudiargratis.com.ar

Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!