ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
Un pequeño cuerpo de espíritu decidido iluminado por una fe insaciable en su misión puede alterar el curso de la historia. Mahatma Gandhi
Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela de fantasía :-)

Leer la novela online: Novela "EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2" Separados en Esferas Lejanas.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 86 de la novela.
—¿Y quién no está asombrado?— Interrumpe Miguel.

Miguel cada vez está más cambiado, más distante, callado, molesto. Le preguntaban si se sentía bien, y decía que sí pero aclaraba se sentía distinto y se lo veía sombrío.

A él le da la sensación que todo le informa de algo más, siente cosas sabiendo qué hay, o qué pasará en algunos casos, tiene una sensibilidad exagerada de su entorno. Le molesta por ejemplo que a sus amigos le preocupaba más cargarlo enfermo por tomar agua, que el hecho de que a él le hiciera mal.

Encuentran luego de cantidad de horas de búsqueda el lugar del pozo de agua. Los lobos ante una mirada de Sonia, quedan temblando y lloriqueando temerosos contra el muro. Miguel dice que está seguro que las frutas pueden comerse sin peligro de no comer muchas juntas, pero desconfían de él. No las comerían hasta luego de horas de ver que no le pasa nada a Miguel.

Regresan a la puerta con todas las frutas que pueden cagar, y también con un jarrón de agua. Pero se quedan afuera del recinto de esta.

Es casi de noche cuando llegan. El cielo está decorado por una hermosa vista de astros; estrellas, colores y una gran luna. Sin embargo miran preocupados los tres mucho a Miguel, extrañamente parece como rodeado por humo. En un momento Miguel se queda mirando fijo a Rubén, todos se comienzan a sentir incómodos. Sonia una vez más pregunta cargando en su ser la desconfianza:

—¿Todo bien Miguel?

—Les voy a ser sincero —dice Miguel—; sé que me tienen miedo.

—Eso es absurdo —Le responde Nicolás, y ríe tenso.

—No mientas Nicolás —Dice Rubén.

—Pero no tienen de qué temer —interrumpe Miguel—. Déjenme continuar. Sí, me siento extraño, pero estoy preocupado por Marcos, algo malo le pasa. El resto está bien. El laberinto este no sé cual es su fin, pero sospecho que es una protección para la puerta. Para que todo lo que salga o entre, se quede dando vueltas y vueltas en este. Lo que significa, que podríamos llevarnos alguna sorpresa... Pero sigo siendo su amigo.

Es la página 87 de la novela.
(Sonia emite un suspiro de alivio, y dice: “perdón”, Miguel ríe un poco forzado, continúa.)

—No sé como sé, pero algunas cosas que digo simplemente las sé. Como si sintiera lo que hay a mi alrededor. Y ustedes vieron que encontramos el lugar con los árboles y frutos.

—Sí, claro —comenta Rubén.

—Bueno, y otra cosa, es que sé que Sueñosreales quiere que atravieses la puerta, Rubén, y sé que al decir esto no sabrán certeramente si digo algo bueno o malo. Y por ello me quedé en este instante pensando...

—Es muy “loca” tu habilidad Miguel ¿Es algo así como un adivino, o como Cristian?

—No, no —dice Miguel—.

—¿Crees que Dios te guía? —le pregunta Nicolás—.

—Ya, dejen que hable —Dice Sonia—.

—Gracias Sonia, siempre tan linda... Adivinar no, no; ¿Qué si Dios me guía? Sospecho que tampoco, bah yo religioso no soy. Es como si simplemente supiera algunas cosas que nos preocupan mucho. Y solo algunas, por ejemplo no sé qué estamos haciendo aquí. Creo que puedo adelantarme a lo que serán mis descubrimientos, además de sentir un poco lo que nos rodea.

—Interesante...

—Wow.

—Eso si que está bueno.

—Sospecho que sí —continúa diciendo Miguel—, salvo el adelantarse a conocer cosas malas, pero eso aún no me pasó, descuiden. No obstante si sé que a Marcos le pasó algo malo.

—¿Se pondrá bien? —Preguntan los tres a su modo.

—No logro saberlo.

—Mejor cambiemos de tema —dice Rubén—. Estás seguro que tengo que atravesar la puerta. ¿Ahora?

—No ahora, pero sé que lo harás y nosotros daremos vueltas en el laberinto, y regresaremos con ropas nuevas, supongo los tres. Y sé que leeré varios libros tuyos, de crónica de guardianes, sé que estas palabras que te estoy diciendo, algún día las leeré de una crónica escrita por ti.

—Wow.

Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Novela de fantasía -->



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
Sabía que en Poesía hay para aprender a escribir poemas, lecturas relacionadas con poesía, y distintos contenidos que se suelen actualizar.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!