ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
La buena literatura suma inteligencia
Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela de fantasía :-)

Leer la novela online: Novela "EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2" Separados en Esferas Lejanas.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 56 de la novela.
Inclinase la alegría hoy,
navega en mi sentimiento,
algo nunca así vivido.
Contento, contento estoy.
Contenta ¡contenta te veo!
Horas estas que vivimos,
infinitas continúen siendo.
(...)

Pasados sueños de tal momento, para estos dos amigos ahora amantes. Carla y Cristian fueron llevados nuevamente hacia la puerta, el que los llevó, dijo en su idioma “chau”, y se marchó. Habían dos guías acampando allí. Uno separado del otro. Uno de ellos tenía cinco animales cargados, el otro dos. Carla y Cristian siempre intentaron haciendo entender a los guías, que no los alejen demasiado de la puerta.

Aguardaron ambos un día, les convidaron agua, y a uno le dieron la vacía mochila que tenía Cristian, ya que les cambió suministros por esta.

Al poco tiempo prefirieron el riesgo de perderse en el universo, al de vivir en tal mundo. Pese a que estaban juntos, ya no soportaban más estar allí. Tomados de la mano atravesaron la puerta.

Quizás si fuera algo bello, lo que los rodeara aunque monótono, hubieran decidido de última, esperar si fuera necesario años, quedarse, adaptarse en alguna aldea. O incluso si pudieran realizar alguna mejoría... Pero adaptarse piensan es en tal caso, dejar de ser humanos, olvidarse de la felicidad, volverse autómatas biológicos. Lo más interesante les pareció ser “guías”, que en realidad descubrieron son comerciantes. Además les aterró, la idea de que pudiera llegase hasta por causa de la gran monotonía, a ahogarse el gran amor que se sienten. Ya se sentían angustiados todo el tiempo, más aún, que al no integrarse en el trabajo de alguna granja por lo mínimo para subsistir de forma continúa, no veían cómo poder cubrir sus necesidades sin perder la libertad, la vida.

Es la página 57 de la novela.
En las aldeas, siempre había alguien mirándolos, siempre comían lo mismo, los aldeanos siempre hacían exactamente el mismo trabajo (el que cada uno hacía), y prácticamente casi no hablan. El terreno es desierto con oasis donde están las pequeñas aldeas. “No hay nada que hacer”, en medio de aquellos a quienes “nada les interesa hacer”, ya que desde su nacimiento viven siempre lo mismo, se cansaron de repetir Carla y Cristian sus ansias de hacer algo. No había prácticamente nada con qué construir algo que perdure, ni roca, ni madera, y si hacían un pozo, el viento lo iba tapando. Ni el cambio de un pozo perduraba. Muchos días tuvieron que trabajar por su comida.

En una aldea, en una oportunidad, probaron hacer cosas raras. Los aldeanos no hicieron más que mirarlos durante unos minutos, para luego ignorarlos. Llegaron a sospechar, que ni siquiera sabían charlar la gente de allí; más allá de un cúmulo de palabras, que expresan las pocas cosas distintas que poseen y hacen.

Al atravesar la puerta para “salirse”, ya casi no les quedaba nada con qué comerciar -salvo su tiempo-, ni siquiera las pocas cosas que pasaban sin perderlas. Cada vez todos tenían menos de sus viejas vidas, tanto por dentro como por fuera, pero aún la mayoría no se daba cuenta.

¿Dónde fueron a parar? Sueñosreales recién se dio cuenta que no estaban el día en que quiso traer de regreso para reunirlos a todos y enseñarles. No los encontró en su mente en donde los habían dejado, le quedó pendiente el buscarlos, presupuso estaban atravesando de una puerta a otra.
(Fin del capítulo)

Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Novela de fantasía -->



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
Sabía que en Poesía hay para aprender a escribir poemas, lecturas relacionadas con poesía, y distintos contenidos que se suelen actualizar.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!