ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"No soy quien espera, enredado en mis nervios, que las horas me acerquen el alivio del sueño." Oliverio Girondo.
Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela de fantasía :-)

Leer la novela online: Novela "EL Grupo de los Diecinueve Jóvenes 2" Separados en Esferas Lejanas.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 75 de la novela.
7

La gran batalla por la libertad

Marcos y Mateos, guardianes; uno con la habilidad del fuego, y otro con la de extraer líquido y hacer neblina, marcharon hacia el muro, para atravesarlo sin que sean vistos desde un lateral por los enemigos. Mónica, guardían; que puede proteger como con un muro que no se lo observa pero lo provoca, se encuentra cerca de la puerta sin hacer nada, como él último muy valioso recurso en fuerza del reino. Estefanía, guardián; llena de coraje pero sin saber bien qué puede hacer desobedece y va a ayudar al Rey.

El Rey está al norte del reino en medio de feroz batalla, en la que lo superan tremendamente en número los enemigos, y se encuentra con casi la totalidad de sus mejores hombres, luchando cuerpo a cuerpo, resistiendo y frenado su avance a pocos pasos de entablar el combate.

A las horas, Marcos se acerca al lugar del muro que posee un pequeño pasaje oculto por el costado de los Altos muros del sur, hay guardias, pero estos no saben lo que protegen. Solo les dice.

—¡Atención! Soy Marcos Ayudante del Rey, dejarme pasar inmediatamente.

A lo cual les abren un portón de un pequeño muro anexo a la gran muralla interna. Apresurados, se dirigen hacia una torre para ir hacia abajo, por donde mediante un túnel atraviesa la muralla, Mateos agarra un lámpara que encuentra allí. Pueden pasar, incluso con sus animales aunque de forma complicada. Atraviesan unas rejas de las que Marcos posee las llaves, y al final del primer muro otro portón con una rampa, salen dentro de una torre mediante un pasaje secreto para ir al segundo muro.

Es la página 76 de la novela.
Cabalgan casi dos kilómetros más entre ambos muros, pasan entre valientes guerreros del Rey separados bastante uno del otro, pero no se detienen a decir nada. Ya escuchan muy notoriamente a los enemigos que están cercanos. Se acercan haciendo estruendos como de tambores. En las murallas todos están en posiciones defensivas. Entran en otra torre que está entre ambas murallas. Bajan por una rampa.

Sienten Marcos y Mateos que el tiempo no les alcanza. Marcos, desea que Mónica estuviera ahí -nunca quiso separarse-, se siente protegido con ella, así como ella con él, y sin embargo él tiene que enfrentar solo este gran reto que se le presenta, igual que su amigo quien no tiene novia. Habían estado de acuerdo en la estrategia pese a no gustarles de separarse de Mónica, en el medio de la crisis no podía quedar desprotegida la puerta.

Como si fuera poco para sus almas, allí se separan también Marcos de Mateos.

Mateos se dirige hacia las aguas subterráneas bajando colgado de una cadena, por un pozo, para transitar por un túnel. Seguirá un camino especificado por el Rey, solo, con su lámpara. Es una reserva de agua natural, que la tienen disponible para cualquier emergencia.

Comienza a transitar Marcos, más temeroso que nunca en su vida; por un túnel que lo llevará a una cueva en una pequeña montaña de las tantas que allí se encuentran, entre el espeso bosque, fuera de los Altos muros del sur. Por ésta, podría bajar rápidamente a dos kilómetros del muro, aunque quizás rodeado de enemigos, en el campo de batalla del lado externo. Tal acto le demandará otras tantas horas de cansancio. Mientras, arqueras a caballo y jinetes con espadas, ya están aunque no a tiro de arco o catapulta en frente de los Altos muros del sur, aguardando a las maquinarias y el millón de soldados de a pie.

Mateos sin pensar en nada, sólo avanza. Llega antes que Marcos al destino de su batalla: Rodeado de oscuridad, iluminado apenas por leve luz de su pequeña lámpara que agarró en la torre, se detiene al final de un túnel, al dejar de tocar la pared, cosa que venía haciendo. Observa el borde del suelo que finaliza, y siente fuerte correntada de viento húmedo. No ve el fondo pero escucha un fuerte sonido de aguas. Entre un abismo profundo y por donde llegó, allí, solo en la oscuridad iluminado apenas con trémula luz de antigua lámpara, es donde se tendrá que esforzar como nunca antes lo ha hecho. Solo en una caverna.

Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Novela de fantasía -->



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
Sabía que en Poesía hay para aprender a escribir poemas, lecturas relacionadas con poesía, y distintos contenidos que se suelen actualizar.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!