ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
Leer novela online o descargar

>> Ir a: Leer novela online.

Leer la novela online: El Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 11 del libro. Finaliza una canción, comienza otra, y al terminar éstas, la pareja de bailarines quedan abrazados en una postura tanguera, observándose fijamente a los ojos. Sin importar lo que ocurre a su alrededor, inmóviles casi como estatuas, perduran largo instante mientras en sus rostros emerge cálida sonrisa. Mónica Palmero Tinia, la mujer que está al lado de Carla, absorta en la escena, suspira profundamente.

Inmediatamente recuerda que está en compañía de una extraña, mira a Carla; a quien le llamó la atención tal suspiro, y se inclina alejando su cuerpo lo más que puede; le dirige una mirada, demostrándole como que le resultó gracioso su suspiro. Mónica, hablando rápidamente le explica el porqué.

—Iba a venir mi novio. En realidad, alguien que conocí en Internet, pero me ha dejado esperándolo. Me gustaba… pero ya no viene —hace una pausa, y continúa mientras se levanta—. Por eso el suspiro... me hubiera gustado mirarlo como la pareja de bailarines se miraban... hablamos mucho de hacer cosas románticas y al final no llegó. Mejor me voy.

Carla dejando escapar el pensamiento que tenía. Agarrándole suavemente del brazo, le interrumpe la partida a Mónica. Le dice:

—Espera ¿Por qué no hacemos algo distinto?

Mónica, con cara de asombro; más incomodidad le responde no entendiendo.

—¿¡Hee...!?

—¡Estoy cansada de estos tontos! —dice Carla—. Te dejan sola esperando; aún después de intentar estar con una durante días o meses. Igual, si te encuentras con un chico, siempre terminas haciendo lo mismo. No sé... ir al baile... y luego a casa cansada, o ir a comer... o estar por ahí... A mi novio ya casi no lo veo. Hoy le dije a mi mamá, le diga, que me duele la panza y estoy dormida. ¡Viene todos los días a intentar verme! Y a veces se queda cayado mirando la televisión, sin prestarme atención, durante lo que me parecen horas...

Mónica sonríe, ya sin la mirada de asombro, y un poco interesada en la conversación que se ha dado entre ellas. No desea volver a su casa para acostarse a dormir, con la sensación de pena y fracaso del encuentro esperado y frustrado.


Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Siguiente -->




Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!