ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"Decir la verdad es como escribir bien: se aprende a fuerza de ejercicio” John Ruskin.

Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela online, muy buena! :-)

Leer la novela online: El Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 74 del libro.Carla se comunicó incluso con Flavia, y le dijo por favor venga al lugar donde se juntarían para charlar. Así juntos decidir que harían.

Días después, a las dos en punto de la tarde, se reúnen en una plaza cercana a la costanera. En el parque Lezama. Buscan una parte en donde haya gente a su alrededor, pero lo suficientemente lejos como para que no escuchen una conversación privada, que suponen será muy fuera de lo común.

Todos estuvieron allí minutos antes de lo acordado. El día es nublado, hace mucho calor, como si a ellos los persiguiera el calor. Marcos, llega diez minutos antes siendo el último en acudir. Él, junto con: Mónica, Mateos, David y Nicolás.

Atraviesan unos tupidos y viejos árboles subiendo a una pequeña elevación. Marcos queda inmóvil, dirigiendo su mirada, a metros arriba de las cabezas de los demás allí reunidos.

—¿De nuevo mi amor? —le dice Mónica con voz temblorosa, casi llorando.

—Sí, ahora veo a dos juntos. Voy mejorando... —Contesta Marcos con ironía.

—¿Qué ves? —murmuró Nicolás.

—Ya les voy a contar. Sólo espero no terminemos todos en un loquero.

—¿Estaremos enfermos de algo? —dice Nicolás.

—No creo que sea eso —dice Marcos.

Obviamente sus amigos se dieron cuenta de la actitud sospechosa de Marcos y su cara de preocupado; junto a la incomodidad de Mónica, y la cara de susto de Nicolás. Pero no hubo uno al cual no le ocurriera algo fuera de lo común, salvo Carmen. Por ello, no se sorprendían en lo más mínimo de sus caras.

Están tensos. Se saludan y comienza cada uno a relatar los hechos extraños ocurridos. De cierta forma, aliviándose así un poco. No sintiéndose solos, y liberándose de la carga de la incomprensión y el secreto. Es un consuelo sentirse acompañado por gente a la que le ocurre lo mismo. Comienza a hablar Flavia.

—Lo más extraño que me ocurrió fue en un momento en el cual me tropecé —les relataba Flavia, asegurándose no la escuchara alguien además de sus amigos, por temor a lo que pensarán—. Para mi sorpresa, me caí sin tocar el piso. Contra las leyes físicas, quedé inclinada tan sólo rosando con un pie el suelo. Sorprendida, casi flotando en el aire por unos segundos. Luego, cuando me sacaba el anillo, este por las noches también flotaba, y una vez no lo podía agarrar porqué me esquivaba.


Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Siguiente -->




Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis literatura y más!!!