ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"No hay crítico comparable al cajón de nuestro escritorio." Oliverio Girondo.

Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela online, muy buena! :-)

Leer la novela online: El Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 60 del libro.Ante la mirada de asombro de todos, en medio del salón, y con un sonido de un trueno que la hace estremecer, se sirve un vaso de limonada, para en ese tiempo ganado pensar rápidamente, cómo quedaría ante ellos si contaba o no. Toma un sorbito de limonada, y ante la mirada de todos aguardando, continua.

—En realidad en mi sueño, no era una persona la que se ahogaba... Ustedes saben, uno sueña cualquier cosa... Aunque juraría, estaba a mi lado, en el sueño, Carla —y añade rápidamente—: Ella no se ahogaba, sólo estaba a mi lado, de hecho me sorprendí cuando la vi aquí, aunque obviamente no sabía que era Carla... Bueno ¿Quién sigue?

—¿En serio me viste en tu sueño? ¿Pero quién se ahogaba? —Pregunta Carla.

Carmen le dirije una mirada a Sonia, quien ante tal se lleva una mano al pecho, abriendo bien los ojos; piensa es ella la que se muere en el sueño. Al darse cuenta, ha asustado a su amiga. Carmen, quien en realidad esperaba, Sonia se presentara ella y así terminar con la historia que a nadie le había contado hasta ese momento. Se da cuenta allí la mal interpretación de la mirada, y por ello no le queda otra que continuar aún más con el relato.

—No se rían pero en el agua, se ahogaba algo semejante a un ave inmensa de fuego con alguien montado en ella...

Marcos, ante la atención cautivada sin querer tira una copa que tenía apoyada en su silla, por un movimiento brusco al inclinarse hacia adelante. Ahora todos lo miran a él. Esto acrecentado por como comienza a excusarse.

—¡Huy que tonto! Tiré una copa... Ehh... Sí, solemos tener sueños raros... Y... Sin querer se me cae esto... Mirá vos...

—Lo bueno es que te sirvió para animarte a estar acá. Seguro fue sólo casualidad—. Interrumpe Mónica al notar, su novio no sabe como disimular su asombro, y no le agradaría que se ponga a hablar del pájaro de fuego que le dice haber visto.

—Sí segura... En fin... ¿Quién sigue?


Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Siguiente -->




Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis literatura y más!!!