ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
Leer novela online o descargar

Ir a: Leer novela online, muy buena! :-)

Leer la novela online: El Grupo de los Diecinueve Jóvenes y la Primer Puerta.

Autor Javier R. Cinacchi

Es la página 31 del libro. Siguieron caminando, no sin que Juan añadiera sonriendo.

—Me pareció ver algo moviéndose... En serio... quizás era una iguana, o... Nada—. No queriendo decir “o alguien que andaba por ahí siguiéndonos”.

Juan sabe de las iguanas allí, son inofensivas y tienden a esconderse en cuanto ven a alguien. Se acercan al camino principal únicamente cuando no hay nadie; es decir, generalmente en días de la semana, cuando la gente trabaja. Como la mayoría de los que viven cercanos, había paseado varías veces por allí desde que era chico. Cada vez hay menos iguanas, pero piensa tal vez aún es posible llegar a ver a alguna. Al final del camino principal, se detienen en frente del río, en un sitio lo suficiente cómodo. Algunos se sientan en un tronco viejo, colocado sobre unas piedras como asiento. A metros de un árbol pequeño, inclinado por el viento y maltratado por las personas. Otros, en alguna piedra o grupo de ellas, acomodadas de tal forma que sirviera para sentarse.

Observan disfrutando el paisaje, mientras comen de vez en cuando alguna galletita y toman unos mates al mismo tiempo que charlan. Tiran pequeñas piedritas al agua, compitiendo haber quien las hace rebotar más veces, o llegar más lejos.

El río está tranquilo, las pequeñas olas del agua mojan suavemente a la multitud de piedras de todos los tamaños y formas que cubren la orilla. Y podría decirse, que los jóvenes amigos, están entretenidos pasándola muy bien, disfrutando del momento en compañía.

Pero Marcos continua un poco serio y callado. Piensan, quizás está un poco tímido. Porque en un momento Mónica le agarró su brazo y se abrazó con él; además lo miraba mucho fijo a los ojos, aunque no hablara. Se la veía muy contenta ahora.

Continúan así hasta que Mateos interrumpe con la idea de integrar al grupo a otro extraño que anduviera por ahí. Él no había incorporado a nadie, y no deseaba ser menos. Lo mismo haría Sonia.

Deciden entonces, que todos tenían que reclutar a alguien hasta ser veinte. ¿Por qué veinte? Porque se le había ocurrido ese número a Carla. También deciden, el que traiga a uno nuevo, deberá ponerlo al tanto sobre el grupo de amigos. Luego, se reunirían la próxima vez, para un comienzo formal, estando el grupo completo.




Continuar o retroceder página del libro:
<-- Anterior -o- Siguiente -->




Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos gratis y mucho más!!!