Frases celebres con breves reseñas o biografías, pensamientos intelectuales. Información que pone www.estudiargratis.com.ar a tu alcance

Cursos gratis Frases celebres y pensamientos monografias

Frases celebres
(Ordenadas alfabéticamente según autor y con reseñas)

Frases celebres
(Varias juntas sin ordenar)

Oliverio Girondo

Otros

Curso de reparación en PC

Negocios en Internet

Curso aprender informatica

Lecturas cortas actuales

Curso Microsoft Windows

Curso de diseño Web


Seguime en
Red social en google+ plus Red social en Facebook
Hegel

Isaac Asimov

Goethe Johann Wolfgang von

Leer novela online

Reseña y Frases de Winston Churchill

 

Reseña: Sir Winston Leonard Spencer Churchill (Palacio de Blenheim, 30 de noviembre de 1874 - Londres, 24 de enero de 1965) fue un estadista, historiador, escritor y orador británico. Hijo de Lord Randolph Churchill y de la estadounidense Jennie Jerome, era primo del octavo duque de Marlborough. Fue Primer Ministro del Reino Unido en dos ocasiones: desde mayo de 1940 hasta julio de 1945 y desde octubre de 1951 hasta abril de 1955. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1953.

Tras estudiar en Harrow, Churchill se alista en el Ejército Británico. En esta época combatió en la frontera noroccidental de la India, en Sudán y durante la Guerra de los bóers. Viajó por su cuenta a Cuba durante la Guerra Hispano-Estadounidense. Aprovechó sus sucesivos destinos para trabajar como corresponsal, lo que lo hizo lo suficientemente popular como para dedicarse a la política.

Durante la Primera Guerra Mundial fue Primer Lord del Almirantazgo, y uno de los responsables del desastre del Desembarco de Gallípoli. Marchó al frente donde comandó una unidad de combate en primera línea. Tras ser eximido de su culpa por el parlamento, pasó a ser Ministro de Municiones. Al final del conflicto sería Ministro de Guerra y Ministro del Aire.

Al inicio del período de entreguerras se dedicó a la redacción de diversos tratados. Ministro de Hacienda con Stanley Baldwin, caería en desgracia durante los años 30, siendo prácticamente el único político británico que señaló la amenaza alemana desde el principio.

Sin embargo, la entrada de Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial marcó su hora decisiva. Volvió entonces a ser Primer Lord del Almirantazgo y en mayo de 1940 fue nombrado Primer Ministro, debido a la política antibelicista llevada a cabo sin éxito por su predecesor Neville Chamberlain, el cual dimitió tras el desastre de Noruega en ese mismo mes. El ejemplo de Churchill y su magnífica oratoria le permitieron mantener la cohesión espiritual del pueblo británico en las horas de prueba que significaron los bombardeos sistemáticos de Alemania sobre Londres y otras ciudades del Reino Unido. Finalmente, aunque los aliados habían ganado la guerra, el pueblo británico le otorgó el triunfo en las elecciones de 1945 a su oponente Atlee.

En 1951 Churchill volvió a ser Primer Ministro si bien, por motivos de salud, delegó cada vez más sus tareas en los ministros. Asistió en 1952 a la coronación de la Reina Isabel II. En enero de 1955 dimitió por motivos de salud. Le sucedió en el cargo Sir Anthony Eden.

En 1953, Churchill recibió el Premio Nobel de Literatura, por sus obras históricas, sus artículos y crónicas periodísticos, y, sobre todo, por sus brillantes discursos, que lo erigen como uno de los principales oradores del s. XX. Fue el primero en acuñar el término cortina de hierro o telón de acero para ilustrar la separación entre la Europa comunista y la capitalista, en una conferencia realizada en la Universidad Westminster College ubicada en Missouri, USA 1946. La frase exacta fue la siguiente: "Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un telón de acero ha descendido sobre el continente europeo".

En 1963, el presidente Kennedy nombró a Churchill el primer Ciudadano Honorario de los Estados Unidos. Churchill estaba ya muy enfermo para asistir a la ceremonia, a la cual fueron su hijo y nietos.

El 15 de enero de 1965, Churchill sufrió un segundo ataque cardiaco que le ocasionó una severa trombosis cerebral. Falleció nueve días después, el 24 de enero de 1965. Al morir, el pueblo británico le rindió un gran homenaje, como ningún político había recibido, siendo enterrado con honores de estado.

Los libros históricos de Churchill caen en tres categorías. La primera se relaciona con la historia de su familia, como es la biografía de su padre Life of Randolph Churchill (1906) y la de su gran ancestro Marlborough: His Life and Times (1933-38). Estas biografías han sido cuestionadas por el deseo de Churchill de presentar a estos personajes en sus mejores aspectos En sus trabajos hacía muy poco uso del material histórico existente y en el caso de su padre, omitió información que reposaba el los archivos de la familia y que reflejaban elementos poco atractivos de Sir Randolph. La biografía de Marlborough señala el gran talento literario de Churchill.

La segunda categoría son los trabajos autobiográficos de Churchill, incluyendo sus experiencias como corresponsal de guerra, las cuales fueron plasmadas en libros como Makaland Field Force(1898), The River War (1899), London to Ladysmith vía Pretoria (1900) y Ian Hamilton's March (1900). Estos últimos fueron reeditados en el libro My Early Life (1930). Todos estos libros son interesantes y entretienen, contiendo información muy valiosa acerca de las guerras imperiales de la Gran Bretaña en la India, Sudán y Sudáfrica. Desde 1900 Churchill estaba volcado de lleno a la política.

Su reputación como escritor, sin embargo, descansa principalmente en la tercera categoría de sus libros que son tres masivos trabajos de historia narrativa. Estas son las historias de la Primera Guerra Mundial - The War Crisis (seis volúmenes, 1923-1931)y The Second World War (seis volúmenes, 1948-1953) y History of the English-Speaking People (cuatro volúmenes, 1956-1958). Estos son unos de los libros de historia más extensos que jamás hayan sido publicados. The Second World War contiene más de un millón de palabras.

La historia narrada por Churchill sobre las dos guerras mundiales está lejos de ser convencional, por cuanto el autor fue un partícipe central en ellas y tomó ventaja total de este hecho al escribir sus libros. Ambas son, por tanto, memorias y hechos históricos, pero Churchill incluyó eventos en los cuales el no participó, como por ejemplo la guerra entre Alemania y la Unión Soviética. Inevitablemente, en sus libros el centro de la narrativa son la Gran Bretaña y él mismo. Arthur Balfour opinó sobre el libro The World Crisis como "una brillante autobiografía, disfrazada como una historia del universo".

Frases de Winston Churchill

"Aunque personalmente me satisfaga que se hayan inventado los explosivos, creo que no debemos mejorarlos."

"Con el persuasivo lenguaje de una lágrima."

"El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse."

"El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar."

"En el campo de las creencias religiosas la Reforma introdujo cambios profundos. La Biblia adquirió entonces una autoridad nueva y de mayor alcance. La generación anterior consideraba que las Sagradas Escrituras eran peligrosas en manos de personas iletradas y debieran ser leídas sólo por sacerdotes." (En su obra: Historia de los pueblos de habla inglesa volumen II.)

"La cometa se eleva más alto en contra del viento, no a su favor."

"La falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes."

"La guerra es una invención de la mente humana; y la mente humana también puede inventar la paz."

"La historia será amable conmigo, porque tengo intención de escribirla."

"La única forma posible de que perduren valores tales como la confianza y la prudencia, es a través de un estrecho contacto."

"Las citas, cuando quedan esculpidas en nuestra memoria, nos sugieren pensamientos originales; además, despiertan en nosotros el deseo de leer a los autores de los cuales han sido tomadas."

"Lo que este país necesita son más políticos desempleados."

"Me gustaría vivir eternamente, por lo menos para ver cómo en cien años las personas cometen los mismos errores que yo."

"No dejéis el pasado como pasado, porque pondréis en riesgo vuestro futuro."

"Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad."

"Una buena conversación debe agotar el tema, no a sus interlocutores."

"Personalmente siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones."

"Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema."

 

[Cursos y lecturas en estudiargratis.com.ar]- [Frases celebres con biobrafias]

Búsqueda personalizada

Foro

Edición de los contenidos de esta sección y Webmaster: Javier R. Cinacchi  - Fuente principal: Wikipedia y Wikiquote -  Aclaraciones legales y política de privacidad