Frases celebres con breves reseñas o biografías, pensamientos intelectuales. Información que pone www.estudiargratis.com.ar a tu alcance

Cursos gratis Frases celebres y pensamientos monografias

Frases celebres
(Ordenadas alfabéticamente según autor y con reseñas)

Frases celebres
(Varias juntas sin ordenar)

José de San Martín

Otros

Curso de reparación en PC

Negocios en Internet

Curso aprender informatica

Lecturas cortas actuales

Curso Microsoft Windows

Curso de diseño Web


Seguime en
Red social en google+ plus Red social en Facebook
José Ortega y Gasset

Ernesto Sábato

Henri Frédéric Amiel

Leer novela online

Frases celebres y pensamientos Erich Fromm

 

Reseña: Erich Fromm (23 de marzo, 1900 - 18 de marzo, 1980) fue un destacado psicólogo social y humanista alemán. Miembro del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad de Frankfurt, participó activamente en la primera fase de las investigaciones interdisciplinarias de la Escuela de Frankfurt, hasta que a fines de los años '40 rompió con ellos debido a su heterodoxa interpretación de la teoría freudiana. Fue uno de los principales renovadores de la teoría y práctica psicoanalítica.

Comenzó estudios de derecho, pero se desplazó a la Universidad de Heidelberg en 1919 para estudiar sociología; durante sus estudios conoció a la psicoanalista Frieda Fromm-Reichmann con quien se casó en 1926. Tras su matrimonio comenzó el estudio de la doctrina freudiana, y en 1929 comenzó su carrera como psicoanalista en Berlín. En 1931 se divorció de Reichmann, con quien mantuvo una estrecha amistad de por vida.

En 1930 fue invitado por Max Horkheimer a dirigir el Departamento de Psicología del recientemente creado Institut für Sozialforschung. El 25 de mayo de 1934, tras la toma del poder por el partido Nazi, emigró junto con otros miembros del instituto a los Estados Unidos. Las divergencias intelectuales con otros miembros del Institut, especialmente Herbert Marcuse y Theodor Adorno, llevaron a su desvinculación del mismo en 1939.

Durante los años '40 Fromm desarrolló una importante labor editorial, publicando varios libros luego considerados clásicos sobre las tendencias autoritarias de la sociedad contemporánea y desviándose marcadamente de la teoría original freudiana. En 1943 fue uno de los miembros fundadores de la filial neoyorquina de la Washington School of Psychiatry, tras lo cual colaboró con el William Alanson White Institute of Psychiatry, Psychoanalysis, and Psychology. En 1944 se casó en segundas nupcias con una inmigrante judeoalemana, Henny Gurland; hacia 1950 se mudaron a México, donde Gurland fallecería dos años más tarde. Fromm enseñó en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde fundó la Sección Psicoanalítica de la escuela de medicina.

En 1953 volvió a contraer matrimonio. Desde mediados de la década estuvo fuertemente involucrado con los movimientos pacifistas norteamericanos, y fue un destacado oponente de la guerra de Vietnam. Se alejó de todo apoyo al socialismo de Estado, sobre todo del modelo totalitario soviético, y criticó la sociedad de consumo capitalista, esto y sus perspectivas sobre la libertad personal y el desarrollo de una cultura libre lo acercó notablemente a la línea anarquista, cuestión que se hace evidente al comparar las temáticas de sus libros con las de los autores clásicos del anarquismo. De sí mismo se decía partidario de un socialismo humanista y democrático.

Entre 1957 y 1961 Fromm compaginó su actividad en la UNAM con una cátedra en la Michigan State University. En 1965 se retiró; tras unos años de viaje, en 1974 se instaló en Muralto, en Suiza. Murió en su hogar cinco días antes de su octogésimo cumpleaños.

Fromm afirma en su obra, que el hombre actual se caracteriza por su pasividad y se identifica con los valores del mercado porque el hombre se ha transformado a sí mismo en un bien de consumo y siente su vida como un capital que debe ser invertido provechosamente.

El hombre es un consumidor eterno y el mundo para él no es más que un objeto para calmar su apetito. Según el autor, el éxito y el fracaso se basa en el saber invertir la vida.

La sociedad de consumo para funcionar bien necesita una clase de hombres que cooperen dócilmente en grupos numerosos que quieren consumir más y más, cuyos gustos estén estandarizados y que puedan ser fácilmente influidos y anticipados. Necesita hombres que se sientan libres o independientes, que no estén sometidos a ninguna autoridad o principio o conciencia moral y que no obstante estén dispuestos a ser mandados, a hacer lo previsto, a encajar sin roces en la máquina social. Los hombres actuales son guiados sin fuerza, conducidos sin líderes, impulsados sin ninguna meta, salvo la de continuar en movimiento, de avanzar. Esta clase de hombre es el autómata, persona que se deja dirigir por otra.

El humano, debe trabajar para satisfacer sus deseos, los cuales son constantemente estimulados y dirigidos por la maquinaria económica. El sujeto automatizado se enfrenta a una situación peligrosa, ya que su razón se deteriora y crece su inteligencia, de proporcionar al hombre la fuerza material más poderosa sin la sabiduría para emplearla. Para superar ese peligro el autor dice que se debe vencer la enajenación, debe vencer las actitudes pasivas y orientadas mercantilmente que ahora lo dominan y elegir en cambio una senda madura y productiva. Debe volver a adquirir el sentimiento de ser él mismo.

Dos libros son particularmente importantes para conocer el pensamiento del sabio alemán, el primero es El miedo a la libertad y el segundo es El corazón del hombre, en ellos se manifiesta inconforme con su pertenencia a una “escuela” nueva de psicoanálisis, para concluir diciendo que él propone una estructura filosófica de referencia diferente, la del Humanismo dialéctico

En un libro previo, El arte de amar, Fromm analizó la capacidad de amar y por el contrario El corazón del hombre tiene como eje la enunciación y caracterización de dos síndromes, el de crecimiento (amor a la vida, a la independencia y la superación del narcisismo) y el de decadencia (amor a la muerte, a la simbiosis incestuosa y al narcisismo maligno)

Para Fromm que vivió en plena Guerra Fría, ésta es el reflejo del Síndrome de Decadencia, pues a pesar del enorme riesgo de muerte, prevalece el odio inspirado en un narcisismo maligno, suicida, se impone entre los gobierno de las superpotencias.

Obras de Erich Fromm: ¿Podrá sobrevivir el hombre? - Del tener al ser - El amor a la vida - El arte de amar - El arte de escuchar - El dogma de cristo - El humanismo como utopía real - El miedo a la libertad - Espíritu y sociedad - Ética y política - La atracción de la vida - La condición humana actual - La crisis del psicoanálisis - La patología de la normalidad - Lo inconsciente social - Sobre la desobediencia - Y seréis como dioses - Anatomía de la destructividad humana - Budismo zen y psicoanálisis - El corazón del hombre: su potencia para el bien y para el mal - Ética y psicoanálisis - Grandeza y limitaciones del pensamiento de Freud - La misión de Sigmund Freud: su personalidad e influencia - La revolución de la esperanza: hacia una tecnología humanizada - La sociedad industrial contemporánea - Marx y su concepto del hombre - Psicoanálisis de la sociedad contemporánea: hacia una sociedad sana - Sociopsicoanálisis del campesino mexicano: estudio de la economía y la psicología de una comunidad rural - El lenguaje olvidado - Psicoanálisis y Religión.

Frases de  Erich Fromm

"El nacimiento no es un acto, es un proceso."

"El sexo sin amor sólo alivia el abismo que existe entre dos seres humanos de forma momentánea."

"En el arte de vivir, el hombre es al mismo tiempo el artista y el objeto de su arte, es el escultor y es el mármol, el médico y el paciente."

"Mientras tememos conscientemente no ser amados, el temor real, aunque habitualmente inconsciente, es el de amar."

"El peligro del pasado era que los hombres fueran esclavos. Pero el peligro del futuro es que los hombres se conviertan en robots."

"Si una persona ama sólo a otra y es indiferente al resto de sus semejantes, su amor no es amor, sino una relación simbiótica o un egotismo ampliado."

"Toda nuestra cultura está basada en el deseo de comprar, en la idea de un intercambio mutuamente favorable."

"Practicamente no existe ninguna otra actividad o empresa que se inicie con tan tremendas esperanzas y expectaciones y que, no obstante, fracase tan a menudo como el amor."

"(el bien y el mal no existen si no hay libertad para desobedecer),..."

"La necesidad más profunda del hombre es, entonces, la necesidad de superar su separatidad, de abandonar la prisión de su soledad."

"El hombre - de todas las edades y culturas - enfrenta la solución de un problema que es siempre el mismo: el problema de cómo superar la separatidad, cómo lograr la unión, cómo trascender la propia vida individual y encontrar compensación."

"El acto sexual sin amor nunca elimina el abismo que existe entre dos seres humanos, excepto en forma momentánea."

"Si soy como todos los demás, si no tengo sentimientos o pensamientos que me hagan diferente, si me adapto en las costumbres, las ropas, las ideas, al patrón del grupo, estoy salvado; salvado de la temible experiencia de la soledad. Los sistemas dictatoriales utilizan amenazas y el terror para inducir esta conformidad; los países democráticos, la sugestión y la propaganda."


"En el amor se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, no obstante, siguen siendo dos."

"La unión simbiótica tiene su patrón biológico en la relación entre la madre embarazada y el feto. Son dos y, sin embargo, uno solo. Viven "juntos" (sym-biosis), se necesitan mutuamente."

 

[Cursos en estudiargratis.com.ar]- [Frases celebres con biobrafias]

Búsqueda personalizada

Foro

Edición de los contenidos de esta sección y Webmaster: Javier R. Cinacchi  - Fuente principal: Wikipedia y Wikiquote -  Aclaraciones legales y política de privacidad