www.ESTUDIARGRATIS.COM.AR
Optimizado móviles
(p. principal)- Cursos gratis y lecturas.

Volver a: Estudios bíblicos cortos.
Seguime en Red social en google+ plus Red social en Facebook

Que Dios sea el que edifique nuestras vidas -
Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/estudios-biblia-cortos/Dios-construye.html
Sal 127:1  Si Jehová no edificare la casa,
 En vano trabajan los que la edifican;
 Si Jehová no guardare la ciudad,
 En vano vela la guardia.
Sal 127:2  Por demás es que os levantéis de madrugada,  y vayáis tarde a reposar,
 Y que comáis pan de dolores;
 Pues que a su amado dará Dios el sueño.
Sal 127:3  He aquí,  herencia de Jehová son los hijos;
 Cosa de estima el fruto del vientre.
Sal 127:4  Como saetas en mano del valiente,
 Así son los hijos habidos en la juventud.
Sal 127:5  Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos;
 No será avergonzado
 Cuando hablare con los enemigos en la puerta.


Es muy importante reconocer que necesitamos a Dios, y que Dios hace mejor las cosas que como la podríamos hacer nosotros, de esto me di cuenta relativamente hace poco. Entonces comienzo a decir: por favor Dios, se tú el que construya mi casa, mi vida, mi ministerio, mis hijos, mi trabajo, mi hogar, mis pensamientos, mis sentimientos, el futuro; que sea el Padre el que los purifique, acomode, modifique, construya, levante, establezca, cierre o abra puertas. Por ejemplo: ha mi me gustaría vivir en tal o cual lado, pero Dios sabe donde me conviene vivir. Hay que rogar, suplicar, clamar, por la guía de Dios para que su voluntad se cumpla y edifique. Dios quiere hacer cosas buenas.
El construir requiere de una tarea. Si uno quiere edificar una casa, se necesitan muchas cosas, si uno quiere tener una buena economía se necesita tener algo rentable, etc.
Me di cuenta en la vida, de que las personas siempre algún error cometemos, aunque se sea la persona más inteligente y sabia de esta tierra. Ante un error puede tambalear el hogar, o la salud, o el trabajo, o el ministerio, o lo que sea, y ni hablar si hay varios errores. Entonces acá tenemos la importancia de buscar a Dios, buscar su voluntad, entregar las cosas en sus manos buscando sea su voluntad realizada, que el guíe y demás.
Hace un tiempo atrás pase por un inconveniente tonto, que pudo haber desencadenado pierda el trabajo de años. Un simple problema de email, el comúnmente llamado correo electrónico... se solucionó todo, gracias a Dios. Pero en esos días estaba con mucha expectación de qué haría Dios, y buscando abogados también. Era como que mi trabajo de repente quedó en las manos de Dios. Bueno al final no paso nada malo, y pude luego prevenirme de que volviera a ocurrir. Por otra parte,  por ejemplo y ya que de trabajo he mencionado, pasé por una serie de complicaciones y elecciones, y movimientos; que al final me llevaron a lo que actualmente me representa lo que para mi es excelente trabajo, el ideal para mí, que gano dinero haciendo algo que incluso lo haría gratis. Pero he pasado por no tener otra cosas que comer todos los días que polenta, arroz y fideos; y sin poderles añadir más allá que condimento económico. Con todo esto quiero decir lo siguiente:
 
Si Jehová no edificare la casa,
En vano trabajan los que la edifican;
Si Jehová no guardare la ciudad,
En vano vela la guardia.


A tener paciencia en Dios, y la obra será completa.
Lo mejor que hay es no solo entregarle la vida al Señor, o el alma, o el corazón; lo mejor que hay es poner totalmente todo en sus manos, y todo lo que está alrededor de cada cosa, y todo lo necesario para hacer cada cosa. En una época -todo esto me llena de asombro...-, en una época tenía miedo de entregarle a Dios algunas cosas, porque pensaba que así iba a disfrutar menos. Gran error. Lo mejor que hay es que Dios sea el que gobierne, estar bajo el reino de Dios en todo, aún rogar que todo esté bajo su reino, voluntad, y protección. Porque las personas nos equivocamos y el Admirable que todo lo sabe, sabe más, y sabe que es lo mejor. Entonces a no tener miedo, a no tener ansiedad, a no tener preocupación, sino a poner todo en las manos de Dios. Edificar hay que edificar, hay que trabajar, esto no significa quedarse de brazos cruzados esperando caiga pan del cielo. Dios puede hacer que caiga pan del cielo, en situaciones en que sea necesario, pero lo que Él más quiere es construirnos desde moradas celestiales, hasta victorias y bendiciones en esta vida, y teniendo nosotros el honor de ser usados, más aún enseñados.
Los que tienen hambre y sed de justicia, ya Dios los saciará; los que se sienten cansados, Dios fortalezca, los que se sientan enfermos, Dios sane; y así con cada necesidad, pero dejar cada petición con fe bajo el dominio de Dios. Del Padre en el nombre de Jesús.

Por demás es que os levantéis de madrugada,  y vayáis tarde a reposar,
 Y que comáis pan de dolores;
 Pues que a su amado dará Dios el sueño.


Otra cosa que noté en la vida que es así como dice la Biblia -todo lo que dice la Biblia es veraz-. Me he pasado noches preocupado sin dormir, me he pasado a veces trabajando o estudiando cosas que no debía hacerlo... lo mejor que hay es que Dios guíe. Ahora en cada proyecto que se me cruza por la cabeza le ruego a Dios, le suplico: Señor si es tu voluntad que se de, sino por favor que no invierta tiempo en vano. He trabajado en algunas tareas que se me ocurrió podrían ser negocio, y no me funcionaron pese a trabajar hasta de noche, y en otras que la hice casi por hacer, se ve que era la voluntad de Dios, porque ahí sí Dios multiplicó.
Es bueno tener paz, es bueno pedirle a Dios que enderece nuestros caminos, y que hagamos todo lo posible por ser su amado, un amado de Dios, y no un hijo desobediente del Padre, o preocupado y triste agobiado por algo. Te va a hacer muy bien si te guías por lo que a Dios le agrada y lo que no le agrada, y descansas en el Amado.
A los hijos hay que instruirlos en el camino, es ideal hacer con ellos un devocional todos los días; al menos 10 minutos dedicarlos a la lectura de la Biblia y oración, esto es muy constructivo, fortalecedor. Y si no se tienen hijos juntarse con alguien a buscar a Dios y orar, y si no se tiene a nadie, hacerlo igual con Dios, que Él si quiere estar acompañando, leer la Biblia y orar como si Dios mismo esta en medio.
Si uno se va fortaleciendo en Dios luego no va a tener de que avergonzarse. Pero todo es un proceso, la construcción no es algo instantáneo. Y luego cuando estés de diez, bendecido hasta los huesos, y hasta a donde tus ojos lleguen a ver, que ha donde mires ahí haya bendición. A no aflojar, a seguir estando atento, el adversario no descansa, y las bendiciones hay que cuidarlas. Te felicito por estar en la iglesia, creo que la iglesia cristiana es en Cristo piedra fundamental, para edificar las vidas, y conquistar muchas cosas buenas. Entrégale todas tus cargas y planes a Dios buscando su guía, protección, e intervención. Dios te bendiga edificando bendiciones en tu vida.

Otros en esta web (no todos para Internet móvil):
-Poesias cristianas libro I.
-Crucigramas.
-Estudio evangelio Juan.
-Curso de la Biblia.
-Curso de Word.

-Web movil cristiana.
-Web movil general.
Buscador
Búsqueda personalizada
Esta sección está optimizada para dispositivos móviles y varios más incluyendo Smartphones. Por ello el diseño tan simple.

© 2005-2012 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi Medio de comunicacion el foro (Prohibida la reproducción parcial o total  del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. Puede poner un link a esta pagina.)  Leer antes de utilizar este Sitio Web:  Aclaraciones legales y politica de privacidad
Volver a página principal


Página principal: Cursos gratis, juegos lecturas y más!