ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?" La Biblia, Mateo 6:27.
Continuación del Estudio del Evangelio de Juan

Biblia, Estudio evangelio de Juan completo.

Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/estudio-evangelio-juan/juan-4-1-14.html
Última edición:
Estudio completo del evangelio de juan cristiano [Lectura: Evangelio de Juan 4:1-14]

Jesús y la mujer samaritana del pozo.


(Para comprender bien este texto, además de leer el Capitulo 4 del Evangelio de Juan, le recomiendo asimismo leer el comentario anterior. Estudio del evangelio de Juan por el autor Javier R. Cinacchi.


4:1 Cuando Jesús se enteró de que había llegado a oídos de los fariseos que él hacía más discípulos y bautizaba más que Juan -
4:2 aunque no era Jesús mismo el que bautizaba, sino sus discípulos -,
4:3 abandonó Judea y volvió a Galilea.
4:4 Tenía que pasar por Samaria.
4:5 Llega, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca de la heredad que Jacob dio a su hijo José.
4:6 Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, como se había fatigado del camino, estaba sentado junto al pozo. Era alrededor de la hora sexta.
4:7 Llega una mujer de Samaria a sacar agua. Jesús le dice: «Dame de beber.»
4:8 Pues sus discípulos se habían ido a la ciudad a comprar comida. Le dice a la mujer samaritana:
4:9 «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?» (Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.)
4:10 Jesús le respondió: «Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber", tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva.»
4:11 Le dice la mujer: «Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de dónde, pues, tienes esa agua viva?
4:12 ¿Es que tú eres más que nuestro padre Jacob, que nos dio el pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?»
4:13 Jesús le respondió: «Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed;
4:14 pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna.»
(Traducción Biblia de Jerusalén)

4:1-3. Muy probablemente, los fariseos, al notar la popularidad creciente de Jesús, ya deseaban que culmine drásticamente su ministerio. Jesús como vino a salvar y no a condenar, no dañaba a los demás, entonces si deduzco lo correcto, es por ello esta mención del porque decidió marcharse; varias veces Jesucristo mencionó "mi hora aun no ha llegado". ¿Porqué dejó ese lugar donde estaba bautizando? por los fariseos, quienes escucharon que hacia más discípulos que Juan, como dice el relato. Asimismo es un cumplimiento de lo dicho por boca de Juan el bautista: "es necesario que el crezca y yo disminuya" (3:30)

4:4. En Samaria, habitaban judíos que se habían mezclado con tradiciones no judías, e incluso formado familias con no-judíos, esto creaba un rechazo a los amantes de cumplir la ley con ellos. No obstante, Jesús toma este camino y no se silencia, le predica a una mujer, quien muy probablemente luego le hablaría a muchos, de su encuentro con Jesús. Tan extraño resultó este encuentro que hasta la misma mujer, un poco adelante en el relato, le pregunta a Jesús: "¿cómo es que siendo Él judío le pide de beber a una mujer samaritana? (pues ni se hablaban)" y también se sorprenden sus discípulos. Indudablemente Jesús sabía exactamente lo que hacía, es interesante detenerse a pensar en estos detalles, porque de esta forma cobra más significado el texto. Jesús no se dejaba llevar por el "qué pensaran", ahora el detalle a considerar es que Él es Dios y conocía más que cualquier hombre las consecuencias. Él tenía un ministerio y lo cumpliría a la perfección, el evangelio se extendería.

4:5-7. El relato es muy interesante, Jesús como humano (María es solo la madre de su parte humana), tuvo necesidades tales como descansar luego de un viaje con calor, y tomar agua. Los evangelistas, siempre muestran a Jesús en su parte divina (Hijo de Dios) y humana (hijo de María). Llega a un pozo de agua, donde encontraría a la mujer samaritana. Jesús quien caminaría por las aguas, y multiplica los alimentos y anteriormente llenó tinajas con vino, no tendría ningún inconveniente en saciar su sed estando al lado de un pozo con agua, es algo lógico. Pero le pide de beber a una mujer samaritana que poseía un cántaro, siendo Él, rabí. Esto aunque hoy en día resulte normal (pedir agua a alguien que la puede obtener fácilmente), parece ser que en aquella época un rabí hubiera preferido morir de sed antes de tomar agua de mano de un samaritano, de hecho lo expresa la samaritana. No obstante, Jesús no se deja llevar por prejuicios, obviamente, ni por lo que podrían murmurar de Él, y contrario a la lógica popular le dice a la mujer samaritana "dame de beber".

4:8. Para acrecentar, esta escena Jesús estaba solo con la mujer, sus discípulos habían ido a comprar de comer. Nuevamente acá noto la providencia de Jesús. La mujer nunca se hubiera acercado, ni hubiera recibido el evangelio, si estuvieran en el pozo también sus discípulos. Asimismo, podría ser desfavorable por posibilidad a surgir rumores, pero nuevamente, está el tema de que Jesús predicaba "el reino de los cielos", no solo según como lo harían los hombres, Él es también Dios.

4:9. La mujer samaritana, obviamente se sorprende del compartimiento de Jesús, totalmente extraño para ella y habla desde su perspectiva.

4:10. Ante la pregunta lógica de la mujer samaritana, desde su punto de vista (incorrecto); Jesús responde asimismo de forma lógica desde su otro punto de vista (verdadero), entonces tenemos que el dialogo resultó ser:

(La mujer samaritana dijo v.4:9:) «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?» (Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.)
(4:10) Jesús le respondió: «Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber", tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva.»

La samaritana ("religión" samaritana), poseía un cántaro para sacar agua, Dios hecho hombre: Jesús (Emanuel), posee el don de Dios. Interpreto: la salvación, el agua espiritual que sacia la sed espiritual, siendo ésta agua Jesús mismo, su obra. La mujer queda confusa, y continúa respondiendo desde su perspectiva sin conocer a Jesucristo, es decir sin cumplir con: "Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber", tú le habrías pedido a él". Todos antes de conocer a Jesucristo estamos como la samaritana de este relato.

4:11-14. El diálogo expresado entre 11 y 14; considero conveniente no separarlos para comentarlos. Supongamos que estamos en idéntica situación, sin conocer a Jesucristo, bajo condiciones sociales semejantes, en las cuales uno debe, cuidar su imagen y a su vez puede llegar a poseer, incluso, una religión distinta a la que profesa Jesús. Pero Jesús se presenta, y si uno no conociéndolo se encuentra con tal escena, es muy probable que se de el mismo dialogo, ante tales circunstancias. Uno habla del agua terrenal que sacia la sed y Jesús de darte una vida eterna y ser Él el que sacie la sed espiritual. Solo Él puede saciar esta sed porque es Dios, es lo que afirma y personalmente lo creo. Jesús respondió entonces en lo que ahora llamamos versículo 14: "el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna."

En vez de "Agua", podría decir "sanidad", "dinero", "mi hijo", "comida", o una larga lista aunque lo más adecuado es la "Saciedad del alma", la salvación. Dios suple necesidades, pero está la más importante que solo Dios puede dar: solo Jesús salva. Este relato que ha perdurado hace más de dos mil años ¿Cuántas vidas ha influenciado ya? ¿Y a ti, estimado lector? ¿Jesús es el que sacia la sed espiritual para ti? Él afirma que es el único (y le creo). Algunas necesidades como el obtener agua física es factible los humanos la realicemos, pero la salvación solo la puede dar Dios. Los cristianos a veces también están mal, de hecho a muchos los han tirado en una época a los leones, y sin ir más lejos en la actualidad algunos fanáticos de otras religiones pueden llegar incluso a cometer asesinato de cristianos... pero ajeno a lo externo hay un algo especial que uno siente: la fe en el amor de Dios, y eso estimado te hace pasar muy distinto los momentos difíciles, de cierta forma te sacia la sed, y cuanto más cercano está el cristiano de Jesucristo menos sed “espiritual” tiene, donde “espiritual” si quieres incluye lo del corazón... Mirá... podríamos comentar millones de posibilidades, con millones de detalles, Jesucristo lloró en un momento, yo he llorado un montón de veces, pero sin embargo es distinto... una cosa es llorar solo, y otra sabiendo que Dios ve tus lágrimas y Él, Poderoso las tiene en cuenta porque de tal forma nos ha amado que dio a su Hijo Amado (Jesucristo), para que todos los que crean en él tengan vida eterna. Y la vida eterna, no es precisamente una vida aburrida como la de este mundo, donde muchos para divertirse y olvidarse de sus penas hacen cualquier cosa... no, esa vida es muy distinta. Jesucristo tiene el agua que saca la sed.



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Estudiar gratis y más