ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
=> This reading in english (Esta lectura en inglés): Pharisees, and Why baptized John the Baptist?.
Continuación del Estudio del Evangelio de Juan

Biblia, estudio evangelio de Juan completo.

Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/estudio-evangelio-juan/juan-1-24-28.html
Revisión: 29/04/14
Estudio completo del evangelio de juan cristiano [Lectura: Evangelio de Juan 1:24-88]

Fariseos y El bautismo de Juan, estudiar Juan 1:24-28


(Estudio del Evangelio de Juan por el autor Javier R. Cinacchi. (Tenga en cuenta que este texto es una continuación en el Estudio del evangelio de Juan.)

1:24 Los enviados eran fariseos.
1:25 Y le preguntaron: «¿Por qué, pues, bautizas, si no eres tú el Cristo ni Elías ni el profeta?»
1:26 Juan les respondió: «Yo bautizo con agua, pero en medio de vosotros está uno a quien no conocéis,
1:27 que viene detrás de mí, a quien yo no soy digno de desatarle la correa de su sandalia.»
1:28 Esto ocurrió en Betania, al otro lado del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

Estudiar evangelio de Juan Fariseos acusan a Juan el Bautista que bautizaba

Los Fariseos

(1:24) Fariseos: proviene de un término muy significante para los partidarios de este grupo, que significa "separados". Existían dos grandes divisiones: los Fariseos y los Saduceos, ambos estaban en desacuerdo con el Cristianismo, porque interpretaban la ley de forma distinta a Jesús, y no creían en general en Él. Cuando los judíos retornaron del cautiverio de Babilonia al año 537 antes de Cristo, se formaron dos grupos que luego evolucionarían: los Hasideos se convertirían en Fariseos, y los Helenistas en Saduceos. Estos dos grupos fueron simplemente una reacción distinta a culturas extranjeras: los Helenistas (Saduceos) simpatizaban con los griegos y los Hasideos (Fariseos) no. Los Hasideos, como se dijo futuros Fariseos eran los más celosos y conservadores de la religión judaica, apoyaban al sumo sacerdote incluso cuando este fue claramente Helenista (aunque no siempre todos los Sumos Sacerdotes tuvieron el apoyo de los Fariseos, por ejemplo Juan Hircano se volvió Saduceo, pero ya sería entrar en muchos detalles históricos). Por otra parte los Escribas, en los tiempos del Nuevo Testamento, eran tanto Fariseos como Saduceos, pese a que formaban un grupo aparte, no obstante la mayoría eran Fariseos, porque estos apoyaban a su tradición.

Los Fariseos teniendo gran celo por la Ley y su religión comenzaron de cierta forma a deidificarla exagerando, incluso haciendo leyes para no violar leyes de la Ley Sagrada, y aceptando también las tradiciones -por no decir supersticiones-, de los Escribas.

Ante influencias extranjeras colonizantes, y en contra de un grupo que se abría a sus creencias (Saduceos), se sumergieron aún más en estas y hasta un punto extremo, mecanizado y formal de su religión y tradición. Al encontrarse los Fariseos con los seguidores de Jesús, y Jesús mismo, hubieron muchas diferencias; Jesús de cierta forma en debates con los Fariseos y Escribas se vuelve la esencia de la Ley contra la Tradición de los hombres. Asimismo Juan el Bautista no poseía empatía con esta división religiosa que se había hecho la más importante entre los judíos.

Cuando el Cristianismo surge, se formó prácticamente otra división religiosa entre los judíos. En algunas ocasiones Fariseos y Saduceos confrontaban al Cristianismo y sus doctrinas, no obstante este acto no quería decir que se consolidaban formando un sólo grupo, sino que ambos se veían amenazados por Jesús que mostraba una interpretación de la Ley volcada a la esencia y no a las apariencias no admitida por ellos.
Jn. 1:24 indica que los sacerdotes y levitas mencionados en 1:19 eran de los más celosos de la tradición judía.

Algunas creencias de los Fariseos:

Esperanza mesiánica (el Mesías restauraría la gloria de Israel), el Mesías gobernará el mundo, la predestinación, el alma es inmortal, resurrección de los muertos, recompensa y castigo después de la muerte, Dios otorga su gracia a los que se ajustan cumpliendo la Ley en todos los detalles de la vida, hay como un lugar intermedio antes del juicio final donde se espera lo que vendrá, tradicionalmente poseen un fuerte nacionalismo.

El bautismo y Juan el bautista

¿Bautismo?

Jn. 1:25 El verbo bautizar (baptizo) significa sumergir; esta práctica aparentemente no era del todo desconocida por los judíos, de hecho en 2 de Reyes 5:14, en la traducción Septuaginta (la versión en griego del AT realizada en el primer o segundo siglo d.C.), para traducir 2 de Reyes 5:14 se utiliza este término que significa sumergir. Podría añadir como evidencia, por ejemplo que en la antigua basílica de S. Miguel, actualmente denominada Terrassa, en España, se encuentra un baptisterio en forma de tina, con el tamaño necesario para sumergir a las personas, esto está desde finales del siglo V. También se han encontrado representaciones de los primeros años del cristianismo, con el bautismo por inmersión. Es increíble como detalles tales como si una persona era sumergida en agua o simplemente mojada un poco su cabeza en el rito bautismal, creó graves discusiones entre católicos y protestantes.

Lo que representa el bautismo es un cambio en la persona que lo realiza (el nuevo nacimiento), y una expresión pública de un acto de fe al cumplir un mandamiento de Dios. El que se bautiza es sumergido un instante en agua por parte de una autoridad religiosa (algunos añaden la oración), en el nombre de Jesucristo, y es como si al pasar por el agua se deja atrás junto con esta, una vida alejada de Dios, como señal de arrepentimiento de los pecados cometidos para estar preparado para Jesús, quien trae el bautismo más importante que es el espiritual (a veces el cambio total, la llenura del Espíritu Santo en un creyente tarda años en lograrlo, otras el Espíritu Santo decide llenarlo inmediatamente). El rito es público en señal de declaración de fe. En sí, el agua no perdona pecados, es una señal de arrepentimiento que uno ofrece, en señal de un nuevo nacimiento; el que perdona pecados es Jesús, Dios. El bautismo es un mandato, se encuentra en Mateo 28:19, Marcos 16:16, Juan 3:5, Hechos 2:38.

Es de notar que los Fariseos que interrogaban a Juan no le preguntan por esta práctica y su significado, si esto lo hacían es porque era conocida por ellos o aceptada de alguna forma o no era importante para ellos si sumergía gente en un río. Le preguntan porqué hace esto si no es el Cristo, Elías o el Profeta. Al insistir en el tema de quién es Juan ¿Buscaban que respondiera que era Cristo, Elías o el Profeta para apresarlo, matarlo o algo semejante, así no atraía tanta gente? Muy probablemente.

Jn. 1:26. Se refiere claramente Juan a si mismo, que bautizaba en aguas y a Jesús que aún no había comenzado con su ministerio de predicar fervientemente la salvación realizando señales, milagros y enseñando la verdadera esencia de comunión entre Dios y los hombres. Obviamente al igual que como desconfiaron de Juan y lo interrogaban para apresarle, luego hicieron con Jesucristo.

Jn. 1:27. Juan el Bautista, siempre en su humildad y teniendo en claro que él era sólo un mensajero, comenta en su grandeza que aunque haya venido antes que el que aún ellos no conocen, el que vendría es más grande que él, y no se sentía ni siquiera digno de ser su esclavo para desatarle agachado las correas de sus sandalias y lavarle los pies. ¿Se comprende bien? El que sumergía en agua a hombres en el desierto anunciando el arrepentimiento de pecados, que era tenido en aquel entonces por gran profeta por mucho pueblo judío, a quien los dirigentes interrogan por atraer mucha gente, afirma que vendría alguien tan grande que ni siquiera se siente digno se ser su esclavo, hablando acerca de Jesucristo. Obviamente con esta respuesta, el evangelista Juan, muestra el final del interrogatorio por parte de los Fariseos a Juan el bautista.

¿Donde estaba Juan el bautista bautizando?

Jn. 1:28 Hay dos Betania, la más conocida Betania está a tres kilómetros de Jerusalén, hacia abajo se encuentre Belén, cerca del camino de Jericó y en ella vivían: Lázaro, Marta, María y Simón el leproso. Esta Betania significa “casa de dátiles” o de higos, y no está cerca del Jordán. Otra Betanía, la que queda “al otro lado del Jordán” era un lugar ubicado sobre una derivación a 300 metros del río Jordán, y a 15 km del Mar Muerto, un lugar amplio y despejado. Juan el Bautista no siempre estuvo allí, también estuvo por ejemplo en Aimón (Jn. 3:23) a 60 Km más al norte, también a orillas del Jordán.

La complicación surge en que unos manuscritos figura Betábara y no Betania (en los mejores manuscritos figura como Betania). Parece ser entonces que el lugar aquí indicado, es Betabara, y no Betanía como figura en los mejores manuscritos (o tomar que existieron dos Betanias distintas). Al este del Jordán, es decir a 15 km del Mar Muerto yendo hacia el Mar de Galilea cerca de Jericó es donde aparentemente estuvo más bautizando Juan el Bautista. Luego “desierto” (Mt. 11:7) no significa en este caso un lugar hostil en el que sólo hay arena, sino un lugar sin cultivar, extenso donde no habitaba gente normalmente (pero sí podía haber vegetación y hasta un río), viene de la palabra hebrea midbar, que en español se lo suele traducir como “desierto”.

Hay pequeños detalles que son un poco complicados conocerlos; la finalidad de la Biblia es ser una guía espiritual que habla del trato de Dios con los hombres, y no un libro geográfico o histórico. Espero haya quedado resuelta la duda de dónde bautizaba Juan el Bautista, y más aún quede en claro lo que reitero en el siguiente título:

¿Por qué bautizaba Juan?

En señal de arrepentimiento de los pecados, preparando a las personas para que sigan a uno más grande que él que ya estaba entre ellos: a Jesús el Cristo, quien bautiza en el Espíritu Santo, sumergiendo a las personas en una nueva vida espiritual. Le invito a esforzarse por estar en la nueva vida que Jesucristo da.


Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Estudiar gratis y más