ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?" La Biblia, Mateo 6:27.
Continuación del Estudio del Evangelio de Juan

Estudio profundo del Evangelio de Juan

Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/estudio-evangelio-juan/jesus-alimento-cuerpo-6-52-60.html
Última edición:
Estudio completo del evangelio de juan cristiano [Lectura: Evangelio de Juan 6:52-60]

Jesús su carne y sangre ¿alimento?


(Para comprender bien este texto, además de leer el Capitulo 6 del Evangelio de Juan, le recomiendo asimismo leer el comentario anterior. Estudio del Evangelio de Juan por el autor Javier R. Cinacchi.

6:52 Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
6:53 Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
6:54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
6:55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.
6:56 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.
6:57 Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí.
6:58 Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.»
6:59 Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaúm.
6:60 Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?»

(Traducción Biblia de Jerusalén-1976)

Aún se continúa con el tema del milagro de la multiplicación de los panes y los peces, y distintos acontecimientos más la reiterada petición de la gente para que Jesús vuelva a alimentarlos milagrosamente. En el tema anterior, Jesús el pan del cielo , Jesús les dice que más que haber venido a Él por el alimento que perece, deberían haber venido a Él por el alimento que da vida eterna. Jesús les dice que Él es el alimento. Se continua entonces comentando los siguientes versículos.

6:52 Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
52. Es interesante, de que en vez de preguntarle, diciendo que no le entendían; en vez de esto, discutían entre ellos sobre las palabras de Jesús. Y, lo hacían diciendo ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? Hay una aparente actitud de crítica. Como Jesús lo había mencionado anteriormente, no lo seguía aquel grupo de gente por buscar la salvación, léase Juan 6:26.

6:53 Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
53. Jesús les continúa respondiendo una y otra vez. Menciona del comer su carne y beber su sangre. Jesús en todo momento habla de un alimento espiritual, es obvio de que sigue afirmando lo mismo, la salvación. Jesús daría su vida, cuerpo, sangre, por la salvación de los que crean en Él. Este es el alimento del cual habla: de aceptar su vida, de tomarla, de hacerla parte de uno, de aceptar su sacrificio por fe. Como una comida que no se desecha. Jesucristo iba con un mensaje fuerte, y ya sabía lo que iba a pasar, les hablaba en parábolas, si quería podría haber dado un discurso en otro tono, pero el buscaba seguidores que se comprometan.



6:54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
54. Es el alimento espiritual, del cual los cristianos, se nutren en su espíritu, en su alma. ¿Y cual es el fruto de este alimento? La vida espiritual, la vida eterna. Opino, el participar de una "santa cena" no salva; lo que salva es nutrirse de Jesús, del sacrificio que el dio; de su vida, para tener vida, de sus palabras, de sus mandamientos, de su amor, de sus enseñanzas, etcétera.

6:55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.
55. Es una reiteración de lo que viene diciendo, recuérdese lo visto en el titulo anterior. Es el decir de Jesús de ser la salvación, se compara con la verdadera comida y el verdadero alimento, un alimento único que quita el hambre y la sed del alma.

6:56 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.
56. Algunos comentaristas bíblicos pueden llegar a dar distintas opiniones sobre a qué se refiere Jesús con su carne, y a qué se refiere con su sangre. Reitero una vez más mi posición al respecto: se refiere a Jesús mismo en el sentido espiritual, su vida, sus enseñanzas, su sacrificio en la cruz, sus mandamientos, su forma de ser. Y la analogía es excelente, está diciendo: El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. En vez de enunciar todo lo que Él enseña, y haría, lo resume diciendo que se deben alimentarse de él. No se porqué requiere tanta explicación esto, hasta incluso actualmente se utiliza una analogía un tanto semejante, cuando se dice: "me devoré un libro"; "voy a alimentarme" (y va al colegio); "me voy lleno" o "me voy regordete" (luego de asistir a una cátedra). Se suele asociar al alimento con la asimilación en general, aquello que nos nutre, que nos alimenta, que nos da vida. Y habla de las dos cosas comida y bebida, y no comer por un lado y tomar por otro.

6:57 Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí.
57. Y aun Jesús continua explicándoles y expandiendo la ejemplificación que da. El Padre ha sido el alimento espiritual de Jesús, y de misma forma, Emanuel ("Dios con nosotros") nombre mesiánico de Jesús; "El Verbo hecho carne", "El Salvador"; dice lo mismo: que se deben alimentar espiritualmente de Él.

6:58 Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.»
58. Continúa con la comparación; está diciendo que no es Él un alimento tal como aquel que bajo del cielo, y se lo comieron literalmente. Que incluso murieron luego como todas las personas. Es decir, el maná del cielo, que los israelitas comieron, no daba salvación espiritual, como Jesús la da.

6:59 Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaúm.
6:60 Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?»
59-60. De esta forma, Jesús pone fin a esta insistencia por parte de la gente, que lo seguían por la multiplicación de los panes y peses. No obstante, hasta a los discípulos les pareció un lenguaje muy fuerte utilizado por Jesús, y ¡oh! sorpresa, tampoco le preguntaron a Jesús, sino que murmuraban entre si. Tema que ya veremos en el próximo titulo. Pero Jesús a los que insistian por el milagro de multiplicar los alimentos, o el milagro de prosperidad: les digo comanme a mi, o en otras palabras yo soy la riqueza.

Conclusión: ¿Aun queda duda de que Jesús afirma que es el verdadero alimento espiritual? El camino, la vida, la puerta, la levadura, el tesoro de gran precio, el cimiento estable, la piedra principal de un edificio; la verdadera comida, la verdadera bebida; son ejemplo de analogías o ilustraciones que utilizaba para decir, de una forma cargada de belleza, su mensaje: Que vino a salvar a los que en Él crean y lo sigan.


Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Estudiar gratis y más