ESTUDIARGRATIS.Net Cursos gratis Ymás!
Curso reparación de computadoras | Curso de Guitarra | Crucigramas | Curso Excel | Juegos gratis | Curso inglés | Estudiar informática | Curso Biblia | Curso Windows | Cultura general | Registrarse
"¿Dios sigue haciendo milagros? La respuesta es sí, según su voluntad, lo que se le pida, la fe, etc" => Dios hace milagros.

=> This reading in english (Esta lectura en inglés): Are people as gods? Child of God - gods.

Continuación del Estudio del Evangelio de Juan

Biblia, estudio evangelio de Juan completo.

Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/estudio-evangelio-juan/estudios-biblia-hijos-de-dios-dioses.html
Revisión: 23/02/14
Estudio completo del evangelio de juan cristiano [Lectura: Evangelio de Juan 10:34-38]

¿Las personas como dioses? (hijos de Dios - dioses)


(Para comprender bien este texto, además de leer el Capitulo 10 del evangelio de Juan, le recomiendo asimismo leer el comentario anterior. Estudio del evangelio de Juan por el autor Javier R. Cinacchi. (Tenga en cuenta que este texto es una continuación en el Estudio del evangelio de Juan.)

Téngase en cuenta que distintas religiones o grupos pueden tener distintas interpretaciones de textos de la Biblia. En el siguiente texto expreso mi interpretación en continuación del análisis de todo el Evangelio de Juan. Por favor no se ofenda si piensa lo contrario a algo expresado, sino no se podría escribir de estos temas que son para muchos muy interesantes e importantes.

10:34  Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?
10:35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios  (y la Escritura no puede ser quebrantada),
10:36  ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?
10:37  Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis.
10:38  Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.


V. 34-35. Algunos religiosos acusaban a Jesucristo, por decir es Hijo de Dios. Jesucristo dio un ejemplo, que los consagrados que reciben la Palabra de Dios son como dioses, está en las Sagradas Escrituras. De ellas nos queda perfectamente conservado lo que ahora conocemos como el Antiguo Testamento -y se sumó el Nuevo Testamento que es todo lo referente al Salvador-. Vamos a analizar especialmente este tema de "Yo dije,  dioses sois", en esta parte del estudio del evangelio de Juan.
Un ejemplo de esto está en Éxodo 4:16, y en Salmos 82:1-3, pero es una aplicación puntual del termino "dioses" que no debe confundirse.
Ampliemos un poco el extraño tema de la posibilidad de considerar a las personas dioses, y al menos algo de las características de esto, o cómo interpretarlo.

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.”  (Gén 1:26; traducción Reina-Valera 1960)

Hay muchas características que los humanos tienen semejantes a Dios, algunas de estas: gobierno, juicio, mente creativa, sentimientos, incluso hasta unos a otros se dan o se brindan de un pequeño modo honra -si no fuera así por ejemplo no existirían premios en las competencias-, capacidad de previsión (saber lo que pasará por razonamiento, nada que ver con adivinación).

¿Pero hablamos de algún poder sobrenatural también? Dios mediante, pueden ocurrir milagros asombrosos -los más grandes y hermosos-, y a su vez sin él nada somos. Jesús el Hijo de Dios, dio el ejemplo de: cómo sal sin sabor que terminará siendo tirada afuera de la casa Mt.5:13, es aquel que pierde la vida cristiana. Esto es aplicable a los milagros:

“Yo soy la vid, y ustedes son las ramas. El que permanece unido a mí, yo unido a él, da mucho fruto; pues sin mí no pueden ustedes hacer nada.” (Juan 15:5; Traducción La Santa Biblia Dios Habla Hoy 1996)

Las personas en las cuales más milagros se manifestaron en su vida y a su alrededor -hablo de cosas sorprendentes-, son generalmente aquellas que están muy unidos a Dios, consagrados, separados de los afanes del mundo, muy dependientes de Dios, y llenos de humildad reconociendo que sin Dios no se puede estar bien. Pero Dios utiliza como él quiere, a veces a uno, a veces a otro; y a veces mucho a algunos que encuentran gracia ante Él.
Sin Dios es como que se desordenan las cosas, se corrompen, y la corrupción causa dolores. En Dios hay un orden, alegría, felicidad, y un gran poder que se mueve. Este poder una y otra vez también enseña Jesucristo se centra en la fe. Un ejemplo.

El ciego arrojó su capa, y dando un salto se acercó a Jesús, que le preguntó:
 –¿Qué quieres que haga por ti?
 El ciego le contestó:
 –Maestro, quiero recobrar la vista.
Jesús le dijo:
 –Puedes irte; por tu fe has sido sanado.
 En aquel mismo instante el ciego recobró la vista, y siguió a Jesús por el camino.
(Marcos 10:50-52; traducción La Santa Biblia Dios Habla Hoy 1996.)

Me gusta como la Biblia en Lenguaje Sencillo traduce Romanos 10:11: "Dios no deja en vergüenza a los que confían en él". También hay una relación con la fe y oración.
Igualmente a no confundir que llamó el más grande de los profetas a Juan el Bautista (Mateo 11:11), y no se registra ningún milagro asombroso que Dios haya hecho mediante él. Más allá del gran privilegio, la gran honra de parte de Dios que recibió, de ser el testigo que habría de venir antes del Salvador, de bautizar a Jesús y ver al Espíritu descender en él.

Entonces ¿de qué habla la Biblia cuando dice que somos como dioses? De que Dios a sus hijos, los hizo de algún modo a su semejanza. Estando éstos en la Palabra (haciendo la voluntad de Dios), son como dioses. Incluso firmes en Dios y con fe buscan su poder sea manifiesto, éste se manifiesta; Dios responde las oraciones: les da apoyo.
Este poder está desde el hecho de perseverar en la fe pese a estar en medio de un martirio (ejemplo Esteban predicando en Hechos 7:51-60), a caminar sobre las aguas (Mateo 14:18-31); por mencionar dos ejemplos. No obstante no significa que la persona haga lo que se le venga en gana, sino que significa que Dios lo ayuda, no teniéndolo en poco; sino como si fuera uno de sus hijos, un hijo de Dios, dioses creados por el único y verdadero Dios.

Esto no significa de que uno vaya a poner en riesgo su vida, por ejemplo tirándose de un edificio esperando a “que los ángeles lo sostengan”. Hasta Jesucristo se sujetó a la voluntad del Padre. Dio ejemplos de la forma correcta de comportarse: Mateo 4:1-10. En Mateo 6:10 enseña a orar pidiendo que se haga la voluntad de Dios, algo excelente de tener en cuenta siempre, ya que Dios quiere lo mejor; créalo, Dios sabe de la felicidad mejor que las personas. Tampoco significa tener algún poder para beneficio propio y satisfacer ansias de vanagloria, o creerse iluminado, o enviado especial de Dios; por favor... !!! El que hace los milagros es Dios, Él da, Él quita, Él Juzga.

Continuemos con el estudio de todo el texto bíblico. Estos estudios de la Biblia, autor Javier R. Cinacchi en Estudiargratis.net los corrijo de vez en cuando leerlos en esta web para ver la mejor versión. Gracias, es que lo necesito para continuar, escribir esto me llevó tres días.

V. 36. Jesucristo es aquel al que Dios consagró para estar entre las personas enseñando y salvando a los que creen en él. La palabra “santificó” la traducen algunas versiones como “apartó” (separó de forma especial para algo específico).

“¿por qué acusan de blasfemia a quien el Padre apartó para sí y envió al mundo? ¿Tan sólo porque dijo: 'Yo soy el Hijo de Dios'?” (Nueva Versión Internacional 1984)

V.37-38. Jesucristo, no sólo presentaba palabras, presentaba también hechos. En aquel tiempo acontecimientos milagrosos eran sabidos por los judíos, escuchados a modo de noticias, vividos por aquellos que habían tenido fe y recibieron milagros. En su mensaje expresa que para ser salvo, si no cree en sus palabras al menos creer en sus obras. Actualmente Jesucristo no ha cambiado, sigue obrando, y los que han puesto su fe en Él, de forma correcta, no han sido avergonzados. Sigue actualmente haciendo milagros, en algunas iglesias evangélicas suele ser muy notorio esto.

Nota final: El fin de este mensaje, es que Jesucristo bien puede llamarse Hijo de Dios. Incluso con humildad el cristiano puede decir: “soy un hijo de Dios” y como se vio no está exagerando, ya que hasta incluso se menciona "dioses". También se dejó entrever un poco un camino: el de la consagración a Dios, en lo cual lo más importante no es tener largos estudios teológicos. Comprender las escrituras es necesario, pero cuidar el corazón más aún. Asimismo lo que contamina al hombre no es lo de afuera, sino lo que sale de dentro.



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Estudiar gratis y más