2. ¿Los milagros existen?

29 agosto, 2015 - Sin categoría

Por

2. ¿Los milagros existen?

Anteriormente se habló de qué lo espiritual existe. Y tal vez faltó dar algún tipo de evidencias. Dentro de las manifestaciones espirituales algo muy sorprendente son los milagros. Pero ¿Los milagros existen?

Durante muchos años en relación a los milagros estuve en la categoría de aquellos que los leen en la Biblia y otros medios, o escuchan de personas diciendo haber conocido a alguien que recibió un milagro, o incluso dicen haber vivido alguno ellos mismos. Hasta que en un momento yo viví un milagro.

Definición de Milagro:  Suceso extraordinario y maravilloso que no puede explicarse por las leyes regulares de la naturaleza y que se atribuye a la intervención de Dios o de un ser sobrenatural.

Paso a relatar lo que considero una gran evidencia de que los milagros y lo espiritual existe:

Lo siguiente me ocurrió hace años, ya era cristiano, comencé a dar gracias a Dios por el agua, la comida, la luz, cosas básicas además de darle gracias por la salvación, la vida, los hijos, etc. Era un día común y corriente y tenía que reparar un caño de agua que estaba perdiendo.

Mi casa se encuentra a 50 metros de la entrada de agua, corté el agua, desconecté el caño, fui a mi casa (en la misma propiedad hay dos casas), y abrí la la válvula de agua de la cocina, para que el agua saliera. Mi actual ex-esposa estaba lavando los platos, le dije: "mirá corté el agua así que si querés lavar ese último plato apurate".

Entre mi casa y la entrada del agua no hay ninguna reserva de agua, solo el caño directo. Y el agua esa vez no dejaba de salir y veía a la que en ese entonces era mi esposa lavar una cosa tras otra, cuando en realidad no tenía que salir más agua. Le hablaba, ella respondía, todo era real. Entonces me dirigí nuevamente al lugar donde había cortado el agua,  había cerrado la válvula general y casi desconectado todo el caño. Verifiqué que el agua estaba cortada, y aparté el caño de agua que va hacia mi casa del caño del cual entra el agua, y entre los dos era indudable que no estaba pasando agua. Voy de nuevo a mi casa, y allí seguía saliendo el agua como si no hubiera desconectado el caño para hacer la reparación.

Una y otra vez comencé a ir desde la entrada del agua viéndola desconectada, hasta la pileta de la cocina donde por cuya válvula de agua, seguía saliendo el agua que no debería estar saliendo ya que no estaba entrando: era un milagro.

Me costaba creer lo que sucedía ante mis ojos: el agua se estaba multiplicando. No estaba sugestionado en lo más mínimo. Como quien se dispone a cambiar un foco luminoso yo me dispuse a arreglar el caño de agua que no era la primera vez que lo arreglaba en mi vida. En ese momento recordé que yo daba gracias por el agua a Dios, al Padre en el nombre de Jesucristo. Incrédulo me preguntaba ¿Es esto un milagro? y me comencé a preocupar: ¿Qué hago si la gente piensa que en mi casa hay agua milagrosa? Y continuaba yendo y viniendo verificando que seguía saliendo agua de un caño que estaba desconectado en su otra punta, y en el medio sin haber tanque de reserva de agua alguno, el agua en algún punto se estaba regenerando, multiplicando ¿creándose? ¿siendo creada por Dios?.

Evalúo la posibilidad en mi mente de estar siendo víctima de algún tipo de broma... En mi razonamiento era más probable estar siendo victima de algún chiste de un programa de televisión que recibiendo un milagro de multiplicación de agua, aunque me alegraba el hecho de poder estar en ese momento recibiendo un milagro, una señal inequívoca de la existencia de Dios. Al seguir con la vista el caño, el caño estaba como siempre, pero hay una parte que no llegaba a ver, arriba de un techo de la casa de adelante. Mientras tanto el agua seguía saliendo en la casa de atrás, con la entrada de agua desconectada, incluso ya le había sacado todo un pedazo de caño, había un tramo amplio desconectado, imposible entrara agua del suministro. Haciendo memoria recuerdo que incluso pasaba mi mano apropósito entre los dos sectores del caño verificando que ahí en el medio no había nada, allí donde había sacado un pequeño tramo.

Tomo la escalera y subo al techo para comprobar que no estaba siendo víctima de algún tipo de broma, observo bien el caño de agua, y estaba como siempre sin nada en el medio más allá de uniones y codos en donde correspondía que estén. Bajo del techo, voy una vez más a comprobar si salía o no agua, y en ese momento compruebo que el agua había dejado de salir, sin haber hecho ningún cambio. Me di cuenta entonces que había vivido un milagro, un milagro de multiplicación del agua.

Nunca se me volvió a repetir algo así, el mismo caño lo terminé de reparar y otras veces también lo he reparado luego, y siempre menos la vez milagrosa, cada vez que corto la entrada de agua a la salida de agua, esta deja de salir.

Este no ha sido el único milagro que he vivido. Pero sí creo es el que más he comprobado, no estaba sugestionado, el agua se la podía tocar, tomar, y en ese momento estaba acompañado por otra persona que también lo vio. Uno generalmente incluso tiene vergüenza de contar estas cosas ¿Qué pensará la gente? De hecho la que lo vio en aquel momento conmigo luego una vez la escuché decir "no sé no me acuerdo" y después a mi me dijo "es que fue raro y no quiero que piensen que estoy loca". Generalmente la gente que nunca a vivido algo así no lo cree, lo niega, lo duda. Ante la pregunta de si los milagros existen respondo de que sí. Pero atención que no todo milagro viene de Dios, pero ese ya es otro punto a tratar. Por ahora quede claro que: Lo espiritual existe, y los milagros existen.

¿Que pienso de este milagro? Que Dios me dio una respuesta y señal de que existe y escucha las oraciones.  Oré como dice en la Biblia y vi un milagro.

191 En total desde que se publicó el articulo y a partir de ser activado este contador. 1 Veces mostrado hoy

Deja un comentario