El Testigo, Borges, análisis

3 mayo, 2017 - Generales para leer

Por

El Testigo, Borges, análisis

El testigo, análisis del texto de J.L.Borges

En un establo que está casi a la sombra de la nueva iglesia de piedra, un hombre de ojos grises y barba gris, tendido entre el olor de los animales, humildemente busca la muerte como quien busca el sueño. El día, fiel a vastas leyes secretas, va desplazando y confundiendo las sombras en el pobre recinto; afuera están las tierras aradas y un zanjón cegado por hojas muertas y algún rastro de lobo en el barro negro donde empiezan los bosques. El hombre duerme y sueña, olvidado. El toque de oración lo despierta. En los reinos de Inglaterra el son de campanas ya es uno de los hábitos de la tarde, pero el hombre, de niño, ha visto la cara de Woden, el horror divino y la exultación, el torpe ídolo de madera recargado de monedas romanas y de vestiduras pesadas, el sacrificio de caballos, perros y prisioneros. Antes del alba morirá y con él morirán, y no volverán, las últimas imágenes inmediatas de los ritos paganos; el mundo será un poco más pobre cuando este sajón haya muerto.

Hechos que pueblan el espacio y que tocan a su fin cuando alguien se muere pueden maravillarnos, pero una cosa, o un número infinito de cosas, muere en cada agonía, salvo que exista una memoria del universo, como han conjeturado los teósofos. En el tiempo hubo un día que apagó los últimos ojos que vieron a Cristo; la batalla de Junín y el amor de Helena murieron con la muerte de un hombre. ¿Qué morirá conmigo cuando yo muera, qué forma patética o deleznable perderá el mundo? ¿La voz de Macedonio Fernández, la imagen de un caballo colorado en el baldío de Serrano y de Charcas, una barra de azufre en el cajón de un escritorio de caoba?

Borges, texto completo del libro El Hacedor

Ayuda para el análisis de "El Testigo" autor Borges:
Woden, es Odín, un idolo que de niño el sajón había visto, contemplaba. Y, por como escribe, había visto los ritos paganos a tal.
Macedonio Fernández: Era un conocido de Borges, escritor y filósofo argentino autor de distintas obras.
El tema principal es la memoria, la riqueza interna, que disponen las personas por haber visto, la pobreza externa como algo no concluyente para ser pobre. Borges tenía una buena condición económica ¿valora más sus recuerdos que los del indigente sajón?. Además expresa la idea que suele compartir Borges sobre si existe o no una memoria colectiva. En otra parte él escribió:

"Cuantas memorias se habrán ido / en esta pobre y diminuta muerte, /
cuántas posibles vidas que la suerte / daría a la memoria o al olvido! / Cuando yo muera morirá un pasado; / con esta flor un porvenir ha muerto / en las aguas que ignoran, un abierto / porvenir por los astros arrasado".

(Fragmento del poema "En memoria de Angélica").

Si no existe una memoria colectiva, se van perdiendo infinitas cosas, hoy tu conoces una moneda, mañana tal vez ya no existan las monedas, y un nuevo niño no sabrá lo que es comprar un caramelo con una moneda, un día la última persona que vivió eso morirá. Así, en cuestiones importantes también ocurre, "en el tiempo hubo un día que apagó los últimos ojos que vieron a Cristo".

1088 En total desde que se publicó el articulo y a partir de ser activado este contador. 1 Veces mostrado hoy

Deja un comentario