Comentario sobre el Amores de Ovidio

13 mayo, 2017 - Generales para leer

Por

Comentario sobre el Amores de Ovidio

Si bien escribí comentario como título, no voy a comentar todo el libro, y más que nada me llama la atención el espíritu de la escritura de Ovidio, que sigue siendo actual la vulgaridad que expresa. Ovidio nació el 43 a.C.
Amores es un libro interesante para comparar épocas, en relación al romance, y para aprender, a tener en cuenta de que no todo lo que brilla es oro. La obra está en el género didáctica, y esto en su momento le dio problemas a Ovidio, ya que lo que “enseña” o muestra es debatible moralmente.
Está escrito un poco en tono burlón pese a ser una Elegía (poema de lamentación). Los primeros temas que este poeta latino menciona en el libro, son los siguientes:
(2) El poeta se siente herido de amor y se confiesa su esclavo; (3) se ofrece a la mujer que ama; (4) pero Ovidio expresa contrariedad, ya que la amada va a ir a una fiesta con su marido, y él está que se muere; (5) es recompensado por su amada que llega en la penumbra de la habitación a la hora de la siesta; (6) a la noche... se va a dormir con su marido, entonces el poeta se queja ante la puerta; (7) tiene una escena violenta en que le pega una cachetada, y por ello se lamenta... Para no comentar todo el libro, me quedo en la vieja alcahueta y borracha de Dipsas (8), a quien justo la escucha aconsejándole a su amada que se busque a otro, que tenga más dinero, de esta parte del libro I, que es la ocho, voy a reproducir unos fragmentos.
Cambia la forma de expresarnos de hace dos mil años atrás, cambia las cosas que fabricamos y nos rodean, hemos conseguido tal vez tener más paz, seguridad, dinero y salud ¿pero hasta dónde cambiamos por dentro?

 

“Hay una vieja llamada Dipsas. De su modo de ser le viene el nombre. Ella nunca contempló, estando sobria, el amanecer (1)”
(Despues de llamarla también bruja de las peores Ovidio continúa:) “Se ha propuesto profanar los tálamos honorales, y no le falta elocuencia a pesar de lo maligno de su lengua. La casualidad me hizo ser testigo de su palabrería; ella daba tales consejos (a mi me mantenían oculto unas puertas dobles): “Sabes, lucero mio, que ayer fuiste del agrado de un rico mancebo?””
“Mira cómo te favorece nada más llegar: un amante rico te ha deseado: él se preocupa de lo que a ti te falta (…) Aunque no quisiera él comprarte a ti, merecía que tu lo compraras. (…) Diviértense las que son hermosas: casta es aquella a la que nadie ha solicitado; o incluso, si su impericia no se lo impide, es ella misma la que solicita.”
“Pasa el tiempo sin que nos demos cuenta, volando nos engaña, y el año transcurre rápidamente sobre sus caballos de sueltas bridas; el dinero brilla con el uso, un buen vestido pide que se le lleve puesto, las casas abandonadas encanecen con el feo moho: la hermosura, a no ser que la pongas en juego, envejece si nadie la cultiva. Dos amantes no dan suficiente provecho; más seguro, y sin que provoque ya celos, es el botín que se obtiene de muchos. (…) Ea ¿qué regalos te hace, a no ser versos recién escritos, ese tu amigo poeta? Muchos miles recogerás de tu amante.”
“El que te ofrezca regalos, ese sea para ti más grande que el gran Homero (2)”

“Cuando los hayas cazado, atosígalos con tus condiciones. Tampoco es perjudicial un amo fingido; deja que crea que lo amas, pero ten cuidado de que ese amor no se te mantenga gratis. Niégate a menudo a pasar con él la noche: simula unas veces dolor de cabeza, y otras, Isis será quien te de motivos (3). Luego recibido oiga la voz del que hayas rechazado una y otra vez. Que tu puerta sea sorda al suplicante, abierta para el que te trae regalos.”

“A menudo un prolongado enfado es causa de rivalidades.”
“si piden a muchos alguna cosilla, con el tiempo, de una espiga tras otra, se formará una gran parva”
“no dura mucho el amor si le privas de luchas”
“Que la lengua te ayude y oculte lo que piensas: acarícialo y perjudícalo; el funesto veneno se esconde bajo dulce miel.” (Del libro el "Arte de amar", libro "Amores", editorial Gredos)

 

El año 8 d.C., cuando Ovidio se encontraba en la cima de su éxito, recibió de Augusto la orden de dejar Roma. Parece ser que un poema y una suerte de imprudencia, probablemente cometida con una mujer de la familia imperial: Julia, la hija del emperador, o Julia Menor, hija de aquélla; le costaron el exilio. Hay, incluso, quien sostiene que el destierro fue tan sólo una ficción biográfica tramada por el propio Ovidio. Y otros dicen que levantó demasiadas críticas su modo de escribir, a veces temeroso.

 

(1) En vez de amanecer dice: “la madre del negro Memnón”, que es Aurora, que es el amanecer.
(2) Homero, es el autor de la Ilíada y la Odisea, conocido por todos, es el pilar donde se apoya la literatura occidental.
(3) Fiesta en la cual las devotas tenían que tener continencia.

Escribió esta nota Javier R. Cinacchi para Estudiargratis.net vuelve todos los días y lee algo para ampliar tu cultura

299 En total desde que se publicó el articulo y a partir de ser activado este contador. 3 Veces mostrado hoy
Etiquetas: , ,

Deja un comentario