>> Ir a: Devocionales cristianos con estudios.

Devocionales cristianos: Isaias 48, Dios juzga no hay que apartarse de Él.

Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/biblia-devocional-cristiano/isaias-48.html
Se actualizó o revisó esta página el: 30/08/2014

Devocionales cristianos Isaias 48 los juicios de Dios llegan El texto en la Biblia:
(Isa 48:1) Oíd esto, casa de Jacob, que os llamáis del nombre de Israel, los que salieron de las aguas de Judá, los que juran en el nombre de Jehová, y hacen memoria del Dios de Israel, mas no en verdad ni en justicia;
(Isa 48:2) porque de la santa ciudad se nombran, y en el Dios de Israel confían; su nombre es Jehová de los ejércitos.
(Isa 48:3) Lo que pasó, ya antes lo dije, y de mi boca salió; lo publiqué, lo hice pronto, y fue realidad.
(Isa 48:4) Por cuanto conozco que eres duro, y barra de hierro tu cerviz, y tu frente de bronce,
(Isa 48:5) te lo dije ya hace tiempo; antes que sucediera te lo advertí, para que no dijeras: Mi ídolo lo hizo, mis imágenes de escultura y de fundición mandaron estas cosas.
(Isa 48:6) Lo oíste, y lo viste todo; ¿y no lo anunciaréis vosotros? Ahora, pues, te he hecho oír cosas nuevas y ocultas que tú no sabías.
(Isa 48:7 ) Ahora han sido creadas, no en días pasados, ni antes de este día las habías oído, para que no digas: He aquí que yo lo sabía.
(Isa 48:8) Sí, nunca lo habías oído, ni nunca lo habías conocido; ciertamente no se abrió antes tu oído; porque sabía que siendo desleal habías de desobedecer, por tanto te llamé rebelde desde el vientre.
(Isa 48:9) Por amor de mi nombre diferiré mi ira, y para alabanza mía la reprimiré para no destruirte.
(Isa 48:10) He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción.
(Isa 48:11) Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro.
(Isa 48:12) Oyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero.


“No hay paz para los malos, dijo Jehová” Así termina lo que ahora llamamos el capítulo 48 del libro de Isaías. Lector, deja de lado todo prejuicio, Dios es real y reina. No se tome de alguna mala reputación de alguna iglesia o institución para no creer en Dios; Dios castiga en primer lugar a los sacerdotes (Mal. Cap.1) que proceden incorrectamente. A Jehová pertenece toda la gloria y no le agrada que ocurran injusticias; si nosotros las vemos, imagínese cuanto más Dios. El juicio de Él viene, siempre viene y se cumple; a veces inmediatamente, otras luego de años se manifiesta. A lo largo de la Biblia se nota esto, y también en las vidas de las personas.

En los tiempos de Isaías, el profeta observó cómo la nación entera estaba en graves problemas espirituales, muchos teniendo una vida alejada de Dios, incluso gobernantes y sacerdotes (Isa. 3:8-24; 5:7-12). El Reino del Norte cae, Israel, ante los asirios. En Judá que durante muchos años hizo lo contrario a lo que Dios le agrada, no le vendrían buenos momentos. El profeta veía y escribía... la ciudad había sido arrasada por Babilonia que se movía en su grandeza, pero el siervo de Dios veía también la caída de Babilonia, y de hecho así fue.

Por otro lado se encuentra la ayuda de Dios -Dios siempre está atento a ayudar a sus hijos-, al usar la voluntad del rey de Persia, Ciro (Isa. 45), para el retorno de cautivos de Judá en Babilonia; Isaías sabía que esto iba a ocurrir y lo estaba advirtiendo. Ubiquémonos en la situación como si nosotros mismos estuviéramos viviendo una situación semejante.

Se es alcanzado por el juicio de Dios habiendo estado lejos de Su camino; los tiempos buenos quedaron atrás. Lo peor es que mucho de esto pasa y algunos ignoran el porqué, los motivos. En este devocional cristiano espero que muchos seamos tocados por Dios, porque Él busca salvarnos mediante Jesucristo. En primer lugar, Dios les habla a los “apartados” que han apartado su corazón del Camino:

“Escuchad esto vosotros, los de la familia de Jacob, descendientes de Judá, que llevan el nombre de Israel; que juran en el nombre del Señor, e invocan al Dios de Israel, pero no con sinceridad ni justicia.” (Traducción Biblia al Día).



¿Cuántos hay que dicen amar a Dios, y luego roban, traicionan, incluso se van con otros dioses a rendirles culto y pedirles cosas? ¿Y cuántos habrán que como me ocurrió a mí, en un momento me quedé totalmente dormido en lo relacionado al cristianismo? ¿Y cuántos habrán que no se quieren acercar a Dios por no abandonar los pecados, o simplemente porque piensan que no lo necesitan? Le aseguro estimado lector, no hay alegría más grande que la de estar bien con el Señor. Contrólese de no irse apartando de a poco, o mire cómo está... ¿Cuánto duerme, come, mira televisión, está con otras personas charlando y afines? Ahora compárelo con el tiempo en que está cada día con el Padre.

Isa 48:2. Vosotros que os llamáis ciudadanos de la ciudad santa y confiáis en el Dios de Israel, cuyo nombre es el Señor Todopoderoso:
Isa 48:3. Desde hace mucho tiempo anuncié las cosas pasadas. Yo las profeticé; yo mismo las di a conocer. Actué de repente, y se hicieron realidad.


Isaías decía una realidad por sus oidores comprobable: Que sus profecías se habían cumplido. Estimado lector, toda mi vida no fui cristiano, comencé siendo ateo, y sí, cuando uno realiza un serio estudio, se da cuenta que las profecías se cumplen, que los milagros existen, y también todo lo relacionado con la Biblia luego de estudiarla y analizarla realmente queriendo saber la verdad, pues uno se da cuenta y lo comprueba: Jehová existe, es real, y todo lo que dice lo hace.

Isa 48:4. Porque yo sabía que eres muy obstinado; que tu cuello es un tendón de hierro, y que tu frente es de bronce.

En Argentina se le dice “cabeza dura” y para peor orgulloso. No hay que ser así, hay que buscar agradar a Dios, ser humilde ante Aquel que es real y verdadero.

Isa 48:9. Por amor a mi nombre contengo mi ira; por causa de mi alabanza me refreno, para no aniquilarte.
Isa 48:10. ¡Mira! Te he refinado pero no como a la plata; te he probado en el horno de la aflicción.
Isa 48:11. Y lo he hecho por mí, por mí mismo. ¿Cómo puedo permitir que se me profane? ¡No cederé mi gloria a ningún otro!


Te propongo para que este devocional cristiano sea completo, lo lleves a cabo en tu vida buscando a Dios ahora mismo, y de aquí para siempre. Ora a Dios pidiéndole la guía: Padre en el nombre de Jesucristo ayúdame, guíame, que no me aparte de ti, que cada vez sea más grato ante ti. Reconozco que por tu amor y misericordia soy salvo. Por favor Dios que nunca te haga enojar, dame sabiduría y fuerza para estar en tus caminos.



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
¿Sabía que el Curso de la Biblia se amplía o actualiza algo a nueva edición continuamente?

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos estudios, Biblia y más!