Seleccioné algunos proverbios que se van a tratar en este devocional / estudio de la Biblia:
(Pro. 29:22) El hombre iracundo levanta contiendas,
Y el furioso muchas veces peca.
(Pro. 12:16) El necio al punto da a conocer su ira;
Mas el que no hace caso de la injuria es prudente.
(Pro. 17:14) El que comienza la discordia es como quien suelta las aguas;
Deja, pues, la contienda, antes que se enrede.
(Pro. 15:1) La blanda respuesta quita la ira;
Mas la palabra áspera hace subir el furor.
(Pro. 15:11) El Seol y el Abadón están delante de Jehová;
¡Cuánto más los corazones de los hombres!
(Pro. 15:28) El corazón del justo piensa para responder;
Mas la boca de los impíos derrama malas cosas.
(Pro. 15:29) Jehová está lejos de los impíos;
Pero él oye la oración de los justos.

¿Cómo dejar de discutir? Devocionales cristianos / reflexiones bíblicas

Escribe Javier R. Cinacchi en
http://www.estudiargratis.com.ar/biblia-devocional-cristiano/como-dejar-discutir.html
Se actualizó o revisó esta página el: 08/11/2014


Devocionales cristianos y estudios cortos de la biblia evangélicosEn este devocional he juntado varios proverbios para hablar de las discusiones, y así ayudarnos a no discutir más. Varias veces he discutido, y he dicho en medio de tales discusiones incluso cosas de las cuales no estoy de acuerdo, y sin embargo allí las dije por ira. Luego al tranquilizarme me da pena, y me digo: “otra vez no pude dejar de discutir a tiempo”.

Jesucristo dice: (Mat. 5:22) “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.”
Concilio: La junta suprema, como era el sanedrín, que tenía autoridad incluso sobre la pena de muerte hasta que fue limitado por Herodes y luego por los romanos, quienes querían tener el dominio definitivo del juicio público. Mat. 5:22 es una clara referencia a la importancia de no agredir a otro con palabras, porque el que agrede va a ser juzgado, y cuanto más agrede peor.

¿Y cuántas cosas peores que un: “sos un necio”, se pueden llegar a decir en una discusión? Muchas, y es mejor frenarse, mejor estar atento que caer en la trampa del pecado. Si caíste, debes saber que Dios no quiere condenarte, sino que quiere salvarte, corregirte, bendecirte. No peques más y deja el juicio en las manos de Dios que ve todas las cosas.

Nota: Pablo dice: (Efe. 4:26) “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo”. No todo enojo es pecado, pero el simple hecho de decirle “tonto” o algo peor al otro, sí es pecado. Y al enojarse y discutir se está muy cercano a como dice Proverbios 17:14 de dejarse arrastrar por la discusión y terminar enredado en ella (en el pecando).

Sabiendo entonces que es muy malo dejarse llevar por peleas, discusiones o contiendas, hay que decidirse a no hacerlo, a no ponerse en riesgo por discutir, que si lo pensamos bien algunas discusiones son motivadas por orgullo o soberbia, en especial cuando ninguno de los dos quiere perder o “dar el brazo a torcer”. Haciendo memoria, a veces incluso en debates teológicos he dicho apresuradamente cosas que me generaban un malestar interno. No hay que caer en discusiones, es como que uno queda desprotegido:

Proverbios 17:14 es traducido también así: "Iniciar una pelea es romper una represa; vale más retirarse que comenzarla" (Biblia al Día). Una vez que uno está en el medio de una corriente de discusión, tarde o temprano es arrastrado por las aguas, me ha ocurrido que estando bien con el Señor cometí varias veces el error de quedarme frente a alguien que me discutía, lo hizo más de 6 horas, en un momento yo estallé, pequé, y luego dejó de discutir; de este modo la función de la discusión fue concretada (presupongo por el diablo): hacerme pecar. Esto para peor no me pasó sólo una vez, espero ahora haber aprendido y no olvidarme lo que expreso en este devocional cristiano.

Primer punto: alejarse de la discusión cuando comienza a crearse un torrente de aguas que va a arrastrarnos.
Hay que saber que: “El hombre iracundo levanta contiendas, y el furioso muchas veces peca” (Pro. 29:22). Podemos entonces preguntarnos ¿Quiero ser un iracundo (colérico, violento)? No. Entonces no entrar en peleas, pues hay que saber que: si me sumerjo en la pelea voy a terminar siendo iracundo, furioso, muchas veces voy a terminar pecando, y seré digno de juicio: ¡Mejor no entrar en peleas!

Proverbios 12:16 dice que el necio (“el tonto”), enseguida da a conocer su enojo, es decir, se pone a discutir y pelear, y el que no hace caso de la injuria es prudente. ¡Claro, porque se sabe que al discutir se termina mal! Entonces el prudente no es como el tonto que se pone a discutir prontamente. Caso práctico: te molesta algo, te fastidia, no vayas corriendo a discutir como un tonto, mejor ser prudente.

Proverbios 15:1 es real (“La blanda respuesta quita la ira”), pero no nos quita de la realidad de Pro. 17:14 (“Deja, pues, la contienda, antes que se enrede”), es decir, no por responder con blanda respuesta, la contienda se termina. Me ha pasado también que respondía de forma cordial, pero la otra persona al seguir discutiendo, me arrastraba y dejaba de responder de forma suave, y ya arrastrado comenzaba a responder de forma áspera. Entonces: responder de forma no áspera, y asimismo no quedarse siendo receptor de una discusión. Tampoco estoy diciendo que se deban ignorar los problemas, pero sí no entrar en iras y discordias. Soy adulto casado dos veces, y con hijos, y a lo largo de mi vida he discutido tal vez mil horas, pero creo que ninguna me solucionó algún problema o mejoró algo. Los problemas se solucionan trabajando (me refiero a resolver situaciones, a ocuparse del tema según el caso), buscando a Dios, buscando métodos, orando, poniéndose de acuerdo con el otro, poniéndose en los zapatos del otro, etc.

No te preocupes, Dios sabe todo, y conoce los corazones; no hace falta ganar una discordia para que Él sepa quien tiene la razón: Proverbios 15:11 dice: “El Seol y el Abadón están delante de Jehová; ¡Cuánto más los corazones de los hombres!”. Dios es justo y como dijo Jesucristo: “no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz” (Mr. 4:22).

¿Te gusta ser justo (bueno), o impío (malvado)? Según la Biblia en Proverbios 15:28, la persona buena piensa en qué responder, pero el malvado es un torrente de decir cosas malas. No hay que ser un torrente de decir cosas malas, hay que pensar cada cosa que se dice. Y si estás frente a “la boca de los impíos que derrama malas cosas” no seas como tal, y pregúntate: “¿Quiero comportarme como justo o como impío?” En ese momento apártate ¿tal vez podrías responder?: “disculpa pero no me voy a poner a pelear por eso, ya lo trataremos cuando estés más calmado” y si insiste en pelear, apartarse.

Pro. 15:29: Jehová está lejos de los impíos; pero Él oye la oración de los justos.

Estimado lector, oremos, para que Dios nos de fortaleza y paz, tanto a nosotros como a las personas que están alrededor, porque es algo necesario. Reprender espíritu de contienda en el nombre de Jesús es también importante, Jesucristo le dio la autoridad. Recordemos no proceder como los llamados en la Biblia “impíos” -en la traducción Reina- Valera 1960-, el cristiano quiere ser cristiano y no impío, asimismo no queremos pecar y ser dignos de juicio, queremos estar cubiertos por la redención de Jesucristo, con vestiduras blancas y no todos sucios. Te sugiero orar un rato por esto, si quieres imprime esta página, o tenla a mano para recordar esto todas las semanas, compartela en tu red social, que sea de bendición.



Custom Search
Copyright 2005-2015 Autor principal y webmaster: Javier R. Cinacchi. Medio de comunicación Facebook ("F"). Prohibida la reproducción parcial o total del contenido de esta Web sin el consentimiento escrito del autor. A excepción de poemas con la condición de no alterar su contenido y mencionar que el autor es Javier R. Cinacchi en cada poema o poesía que le pertenezca, se autoriza a reproducir puntualmente cualquier poesía o poema de este autor. Estas condiciones también se aplican, pero sólo se pueden reproducir hasta 3 textos completos, en la reproducción de textos sobre la Biblia o relacionados, sobre otros temas en general todos los derechos reservados, puede citar un párrafo por página y poner links a esta web. Leer antes de utilizar esta Web: Aclaraciones legales y politica de privacidad.
¿Sabía que el Curso de la Biblia se amplía o actualiza algo a nueva edición continuamente?

En la Biblia dice:
(1) Muy dichoso aquel que no se guió por consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de burladores se ha sentado:
(2) Antes, en la Enseñanza de Yahweh está su deleite, y en su Enseñanza medita de día y de noche. Salmo 1.

Volver a la web principal: Cursos estudios, Biblia y más!